Necesaria una nueva cárcel

Por Lupita Parrilla Caballero

CANCÚN.— El gobierno federal aportó en el 2010 la suma de 20 millones de pesos al gobierno de Quintana Roo para la ampliación de la cárcel pública municipal de Cancún, sin embargo, ese recurso no fue ejercido por razones desconocidas.
No se debe seguir ampliando la cárcel pública porque sería ponerle “parches” y se crearía un desorden en las instalaciones, eso permitiría el hacinamiento de reos y hasta para el propio personal que resguarda la  infraestructura carcelaria, expresó Gustavo Ortega Joaquín, diputado federal por el Partido de Acción Nacional, en entrevista telefónica.
Ortega Joaquín sostuvo que la única forma de darle certeza, seguridad, protección y evitar fugas de peligrosos delincuentes es construyendo una nueva cárcel con sistemas modernos, porque la actual no cuenta ni con las condiciones básicas para tener encerrado a peligrosos criminales.
A demás se tiene que erradicar la corrupción e impunidad que impera en el estado, aunque esto no es nuevo, pues en los últimos 4 años se ha venido incrementando al quedar el control de la cárcel en manos de crimen organizado.
Esta latente situación que pone en riesgo a la sociedad de Benito Juárez, no se trata con legislar nuevas leyes, o disponer del ejército mexicano  para su resguardo, sino cambiar toda la estructura carcelaria y poner nuevo personal.
El problema es que no hay voluntad política de las autoridades de la entidad para dar una solución.
Sin embargo, construir una nueva cárcel implica recursos, pero de alguna forma se debe buscar, quizás el gobierno federal podría aportar, pero hasta en tanto no existe voluntad y por lo tanto no se hará.
Explicó que los 20 millones  de pesos que aportó la federación al gobierno del estado para la ampliación de la cárcel no se llevó acabo, se desconoce la razón, y aún así, el gobierno estatal volvió a gestionar nuevamente la suma de 30 millones de pesos para el crecimiento carcelario pero solo 20 fueron autorizados para este año.
El asunto precisó es ensanchar la cárcel, no es la solución, porque pone en riesgo la seguridad de los habitantes, es crear un laberinto que facilitaría la fuga de reos.
En otro punto, agregó que este año se construirá un reclusorio federal regional en Campeche, y con esta nueva infraestructura reducirá la sobrepoblación de reos, principalmente los de alta peligrosidad, finalizó Ortega Joaquín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s