CANCUN DE MIS RECUERDOS

Benito Juárez García
(Cuarta parte)

Por Alfredo Navarro

El 15 de julio de 1867, Juárez restablece los poderes federales en la ciudad de México. Al día siguiente, la capital lo recibe con verdadero júbilo y él lanza una proclama a la Nación: “¡Mexicanos! Hemos alcanzado el mayor bien que podíamos desear, siendo consumada por segunda vez la Independencia de nuestra Patria…Entre las naciones como entre los individuos, el respeto al derecho ajeno es la paz”. El triunfo de Juárez, significa la victoria del estado laico frente a la iglesia, del poder civil sobre el militar, del liberalismo contra el conservadurismo, del derecho frente a la rebelión y de la independencia sobre la invasión extranjera.
En agosto de mismo año de 1867, gana los comicios a Sebastián Lerdo de Tejada y Porfirio Díaz, y es electo para un nuevo periodo 1867-1871, en el que continúa la renovación de la legislación colonial, la reorganización y licenciamiento del numeroso ejército republicano, la pacificación del país y la promoción del desarrollo capitalista de la economía nacional. El Estado asume la responsabilidad de educar en forma laica y gratuita a toda la población. El ejecutivo adquiere el poder de veto frente a los otros poderes y la facultad de convocar a elecciones. En enero de 1868, ante el IV Congreso Constitucional, Juárez reitera: “México ha restaurado completamente su independencia y ha restaurado el orden constitucional que asegura esa libertad y garantiza todos los derechos. No empaña el triunfo de México ninguna transacción, y no ha comprado la paz  a costa de vergonzosos compromisos, ni de humillantes concesiones… Este resultado es obra del pueblo que no se dejó seducir ni intimidar”. Juárez promueve la restauración del Senado para un mayor equilibrio entre el Ejecutivo y la Cámara de Diputados, reduce el déficit crónico de la hacienda pública, inaugura el ferrocarril Veracruz-Puebla, generaliza la escuela primaria laica, funda la Escuela Nacional Preparatoria, transforma la Academia de San Carlos en la Escuela Nacional de Bellas Artes y para fomentar la música, otorga el edificio de la antigua y clausurada universidad a la Sociedad Filarmónica. También intenta castellanizar a los indígenas para integrarlos a la vida nacional. Reorganiza la administración pública, aumenta la recaudación de impuestos, reduce el aparato burocrático y renegocia la deuda pública.
También Juárez reprime algunas rebeliones de campesinos desalojados por los nuevos dueños de las tierras que antes poseía el clero ya que para los liberales la propiedad particular debía imponerse sobre la propiedad de las corporaciones y de las comunidades indígenas. Pero el problema más difícil que enfrenta es la división de los propios liberales en juaristas, lerdistas y porfiristas por las continuas reelecciones de Juárez, y su civilismo provoca rebeliones militares como la de los generales González Ortega y Miguel Negrete.
Juárez mantiene la libertad de prensa a pesar de que él mismo y sus ministros son víctimas de artículos y caricaturas satíricas que lo ridiculizan. Asimismo, en 1870 decreta una amplia amnistía que permite el regreso al país hasta de su enemigo jurado el arzobispo Pelagio Labastida. Reconoce los compromisos de Maximiliano respecto al ferrocarril México-Veracruz y el Banco de Londres, México y Sudamérica.
Ante la segura derrota de la candidatura de Lerdo de Tejada por el general Porfirio Díaz en las elecciones presidenciales, Juárez accede a su última reelección en 1871 para cerrar el paso a los militares y mantener el civilismo. Es entonces cuando tiene lugar el levantamiento de un grupo de oficiales simpatizantes de Porfirio Díaz en la ciudad de México, que es rápidamente sofocado; pero Díaz, el candidato perdedor en las elecciones, desconoce al gobierno de Juárez con el Plan de la Noria el 8 de noviembre del mismo año, contra “la reelección indefinida”. Cuando Díaz está a punto de ser completamente derrotado, el 18 de julio de 1872, a las once y media de la noche, muere en el ejercicio del poder, el presidente Benito Juárez García, por angina de pecho. Comenzó a sentirse mal dos días antes, sufrió algunas crisis, pero siguió atendiendo asuntos de estado; recibió al ministro de Relaciones y al de la Guerra horas antes de su fallecimiento.
El novelista leonés Eduardo Antonio Parra (Juárez, el rostro de piedra), al imaginar sus últimos momentos, escribe: “Tu unión con el país ha sido provechosa, Pablo, Juárez y México constituyen una buena fórmula. Ahora ya puedes irte, con la confianza de que tu espíritu siempre flotará sobre tus compatriotas a modo de referencia, semejante a una brújula, indicándoles el mejor camino para seguir tus pasos.” Así muere quien en vida había sido declarado “Benemérito de las Américas” por las repúblicas de Colombia y Dominicana. Su cadáver es llevado a Palacio Nacional. De ahí parte el cortejo fúnebre el día 23 hacia el Panteón de San Fernando. El Monitor Republicano publica: “fue más fuerte que su destino”.  Su primer biógrafo, Justo Sierra, escribe: “Sin los Lerdo, sin los Ocampo, sin los Ramírez, las revoluciones no son posibles; sin los Juárez, no se hacen”.
Años después, Porfirio Díaz, su principal opositor, devela en 1891 una estatua de Benito Juárez, en Palacio Nacional, que tiene la leyenda: “Los cañones quitados en 1860 por el ejército liberal a las tropas del Partido Conservador en las batallas de Silao y Calpulalpan y fragmentos de los proyectiles disparados por la artillería francesa contra Puebla de Zaragoza durante el sitio de 1863 dieron el metal con el que se fundió esta estatua”. Cerca de ahí actualmente hay un museo dedicado a su persona, el “Recinto de Juárez”.
(Continúa mañana)
¡Ánimo Cancún¡ ¡Viva México!
Comentarios: langcun@hotmail.com
Visite nuestra página: http://www.qrooultimasnoticias.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s