Edith vs Ventre, la guerra por Tulum

Por María del Carmen Gutiérrez
CANCÚN.— La presidenta municipal de Tulum continúa generando varios conflictos entre el mismo cuerpo cabildar y la ciudadanía, que ya no sabe quien manda, pues los concejales y los mandos altos del cuerpo policiaco hacen lo que quieren, lo que se traduce en un descontrol para la comunidad en general, afirmaron perredistas de dicho municipio.
Y es que en el último mes se agudizó la lucha por el poder entre la presidenta municipal, Edith Mendoza Pino, y el regidor del sol azteca y ex candidato a dicho cargo, Alonso Ventre Sifri, quien junto con grupos ciudadanos promovía la desaparición de poderes en Tulum, la destitución de la alcaldesa y el nombramiento de un concejo por parte del Congreso del estado, debido a la corrupción que impera y a la falta de obra, por lo que la comunidad no se siente representada en dicho municipio.
Según afirmaron concejales perredistas, la manera de gobernar de la priista deja mucho que desear, debido a que en sus propuestas de campaña aseguró que iba a quitar corrupción y se enfocaría a las necesidades que tiene el municipio, con el fin de que tuviera más ingresos por parte de la promoción turística, lo cual no ha hecho, pero en cambio fomenta la descomposición de la policía y las finanzas del Ayuntamiento.
Lo anterior debido a que la alcaldesa sólo opera la policía municipal para su beneficio y de sus familiares, mientras la ciudadanía se queda desamparada y se incrementa la inseguridad.
Asimismo afirman que la situación que vive el Ayuntamiento tanto en lo interno como en lo externo no es muy favorable, pues los tratos que se dieron “bajo la mesa” y la forma de gobernar no son del agrado del cuerpo colegiado ni de los tulumnenses, pues la edil sólo jala “agua para su molino” y para los suyos.
Mientras Tulum vive esta complicada situación política, en el municipio de Benito Juárez se experimenta un ambiente de total hermetismo y cerrazón, luego de que la inseguridad tocó a las puertas del palacio municipal en días pasados, cuando la oficial mayor, María Eugenia Córdova, supuestamente iba a ser víctima de un “levantón” durante un recorrido realizado por Julián Ricalde Magaña, motivo por el cual se reforzó la seguridad en el palacio municipal, con elementos de la Secretaria de Seguridad Publica municipal y patrullas.

Edith vs Ventre, la guerra por Tulum
Fotos Ventre y Pino.- La presidenta municipal de Tulum, Edith Mendoza Pino, continúa su pleito con Alonso Ventre Sifri, lo que genera conflictos en el cuerpo cabildar y la ciudadanía, que ya no sabe quien manda, pues los concejales y los mandos altos del cuerpo policiaco hacen lo que quieren, lo que se traduce en un descontrol para la comunidad en general.
Por María del Carmen Gutiérrez
CANCÚN.— La presidenta municipal de Tulum continúa generando varios conflictos entre el mismo cuerpo cabildar y la ciudadanía, que ya no sabe quien manda, pues los concejales y los mandos altos del cuerpo policiaco hacen lo que quieren, lo que se traduce en un descontrol para la comunidad en general, afirmaron perredistas de dicho municipio.Y es que en el último mes se agudizó la lucha por el poder entre la presidenta municipal, Edith Mendoza Pino, y el regidor del sol azteca y ex candidato a dicho cargo, Alonso Ventre Sifri, quien junto con grupos ciudadanos promovía la desaparición de poderes en Tulum, la destitución de la alcaldesa y el nombramiento de un concejo por parte del Congreso del estado, debido a la corrupción que impera y a la falta de obra, por lo que la comunidad no se siente representada en dicho municipio.Según afirmaron concejales perredistas, la manera de gobernar de la priista deja mucho que desear, debido a que en sus propuestas de campaña aseguró que iba a quitar corrupción y se enfocaría a las necesidades que tiene el municipio, con el fin de que tuviera más ingresos por parte de la promoción turística, lo cual no ha hecho, pero en cambio fomenta la descomposición de la policía y las finanzas del Ayuntamiento.Lo anterior debido a que la alcaldesa sólo opera la policía municipal para su beneficio y de sus familiares, mientras la ciudadanía se queda desamparada y se incrementa la inseguridad.  Asimismo afirman que la situación que vive el Ayuntamiento tanto en lo interno como en lo externo no es muy favorable, pues los tratos que se dieron “bajo la mesa” y la forma de gobernar no son del agrado del cuerpo colegiado ni de los tulumnenses, pues la edil sólo jala “agua para su molino” y para los suyos.Mientras Tulum vive esta complicada situación política, en el municipio de Benito Juárez se experimenta un ambiente de total hermetismo y cerrazón, luego de que la inseguridad tocó a las puertas del palacio municipal en días pasados, cuando la oficial mayor, María Eugenia Córdova, supuestamente iba a ser víctima de un “levantón” durante un recorrido realizado por Julián Ricalde Magaña, motivo por el cual se reforzó la seguridad en el palacio municipal, con elementos de la Secretaria de Seguridad Publica municipal y patrullas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s