Perredistas se quejan de Julián porque no les tocó ni maiz

Por Alejandra Villanueva
CANCÚN.— Indignación e inconformidad expresaron concejales perredistas respecto a la forma de gobernar de Julián Ricalde, quien pese a que en campaña prometió que iba a hacerlo como un perredista, cuando llegó al poder esto no fue así, ya que al asumir sacó del Ayuntamiento a trabajadores sindicalizados priistas para meter a panistas, a quienes ha favorecido en lo que va a su mandato, además de que hizo a un lado a los mismos integrantes de su partido..
Integrantes del sol azteca abundaron que con este tipo de acciones Ricalde Magaña está alejado de los preceptos de su partido, pues ha dejado de lado el bienestar ciudadano para preocuparse solamente de su beneficio personal y el de su gente cercana.
A ello se le agrega que el presidente municipal se ha convertido en un incómodo integrante de la mesa directiva de su partido, pues la expresión de la que forma parte, Alternativa Democrática Nacional (ADN), pretende mover los hilos de la supuesta renovación perredista y, por ende, de la próxima dirigencia estatal.
El ex concejal Raúl Arjona Burgos dijo que la situación que se ha manifestado en las dos últimas administraciones municipales ha sido incómoda para el partido, pues quienes lo han abanderado cuando llegan al poder dejan a un lado los verdaderos objetivos que los colocaron en la presidencia, pues no se han regido por los acuerdos previos.
Militantes, como Javier Menéndez, comentó que con Ricalde Magaña los perredista que no son de su corriente crítica salieron perdiendo, pues hasta el trabajo les quitó, sacándolos con mentiras e incluso sin pago alguno, lo cual se ha tornado una situación grave para ellos , pues sus salarios no fueron cubiertos.
Recordemos que la actual administración municipal inició con el despido de 100 integrantes del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Benito Juárez, con el fin de colocar en su lugar a perredistas  de la corriente ADN, afín a Julián Ricalde, y a gente cercana al edil, resultado de un convenio con la actual líder de dicho sindicato, Delia Alvarado, como parte del pago de favores para que su hijo estuviera al mando de la Dirección de Fiscalización, además de los arreglos previos que había hecho el actual presidente municipal con el Partido Acción Nacional (PAN).

Perredistas se quejan de Julián porque no les tocó “ni maiz”
Foto Juli.- Julián Ricalde despierta resentimientos e inconformidad entre los mismos miembros del PRD, quienes se quejan por no haber sido tomados en cuenta, pese a las múltiples promesas del presidente municipal, quien en cambio ha favorecido a gente afín a la expresión crítica ADN y a panistas y priistas con quienes hizo arreglos previos a las elecciones.
Por Alejandra Villanueva
CANCÚN.— Indignación e inconformidad expresaron concejales perredistas respecto a la forma de gobernar de Julián Ricalde, quien pese a que en campaña prometió que iba a hacerlo como un perredista, cuando llegó al poder esto no fue así, ya que al asumir sacó del Ayuntamiento a trabajadores sindicalizados priistas para meter a panistas, a quienes ha favorecido en lo que va a su mandato, además de que hizo a un lado a los mismos integrantes de su partido..Integrantes del sol azteca abundaron que con este tipo de acciones Ricalde Magaña está alejado de los preceptos de su partido, pues ha dejado de lado el bienestar ciudadano para preocuparse solamente de su beneficio personal y el de su gente cercana.A ello se le agrega que el presidente municipal se ha convertido en un incómodo integrante de la mesa directiva de su partido, pues la expresión de la que forma parte, Alternativa Democrática Nacional (ADN), pretende mover los hilos de la supuesta renovación perredista y, por ende, de la próxima dirigencia estatal.El ex concejal Raúl Arjona Burgos dijo que la situación que se ha manifestado en las dos últimas administraciones municipales ha sido incómoda para el partido, pues quienes lo han abanderado cuando llegan al poder dejan a un lado los verdaderos objetivos que los colocaron en la presidencia, pues no se han regido por los acuerdos previos.Militantes, como Javier Menéndez, comentó que con Ricalde Magaña los perredista que no son de su corriente crítica salieron perdiendo, pues hasta el trabajo les quitó, sacándolos con mentiras e incluso sin pago alguno, lo cual se ha tornado una situación grave para ellos , pues sus salarios no fueron cubiertos.Recordemos que la actual administración municipal inició con el despido de 100 integrantes del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Benito Juárez, con el fin de colocar en su lugar a perredistas  de la corriente ADN, afín a Julián Ricalde, y a gente cercana al edil, resultado de un convenio con la actual líder de dicho sindicato, Delia Alvarado, como parte del pago de favores para que su hijo estuviera al mando de la Dirección de Fiscalización, además de los arreglos previos que había hecho el actual presidente municipal con el Partido Acción Nacional (PAN).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s