Julián protege a empresarios de Puerto Cancún

Por Lucía Osorio
CANCÚN.— Ante la indolencia del alcalde de Benito Juárez y la protección a Puerto Cancún,  los pobladores de la colonia Donceles  28, dijeron preferir tomar  la Ley por su propia mano, y cerrar la circulación de vehículos en la avenida Reforma, que se encuentra inundada.
Los inconformes mencionaron que las descargas de agua pluvial y negras de parte del Desarrollo Puerto Cancún les ocasionan graves problemas, porque la inundación entra a sus hogares cada vez que un auto circula por el lugar, provocando que niños y adultos mayores caminen entre agua contaminada.
Ni aún con una denuncia pública y la amenaza de mil firmas los pobladores de la Donceles 28 lograron llamar la atención del alcalde de Benito Juárez, Julián Ricalde Magaña, que sigue protegiendo a los empresarios del desarrollo Puerto Cancún.
El reclamo de más de 400 familias ubicadas en los límites de las calles, se hizo público al no importar afectar a sectores vulnerables en plena temporada de reproducción del mosco transmisor del dengue, e incluso inundar la escuela pública, los estacionamientos y parques.
Los vecinos indignados, no daban crédito a las acciones de los empresarios de Puerto Cancún, que por la mañana del lunes anunciaron la construcción de un cárcamo en coordinación con la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA) y la Comuna, ante su “preocupación” por las constantes inundaciones en la Donceles 28, mientras que por la noche anegaban las calles.
A través de la quejosa Librada Canché y la Asociación Movimiento Independiente del Derecho Ciudadano, que encabeza Gelmy Villanueva, las familias exhibieron a los empresarios, después que infructuosamente el pasado lunes, pidieron el apoyo del gobierno municipal para ordenar a los directivos de Puerto Cancún que apagaran sus bombas de desazolve de aguas contaminadas.
Con la nula respuesta a sus peticiones, la perredista Gelmy Villanueva precisó que iniciarán acciones para acabar con la impunidad de la que goza Puerto Cancún, que expone a los sectores vulnerables, no sólo a padecer dengue, sino también infecciones estomacales por las inundaciones en la avenida Reforma, calle Matamoros y Guadalupe Victoria.
Vecinas como Maribel Vasconcelos López insistieron que el problema no es nuevo, porque desde la anterior administración del ex presidente municipal, Gregorio Sánchez Martínez se hizo la queja, cuando en aquel entonces el actual edil, Julián Ricalde Magaña, era titular de Obras y Servicios Públicos y desde entonces se desentendieron del problema, por tanto pidieron el respaldo para las gestiones del legislador priista Paúl Carrillo de Cáceres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s