Julián se clavó el dinero: Greg

Por Lucía Osorio
CANCÚN.— Se dan con todo el presidente municipal de Benito Juárez, Julián Ricalde Magaña y el ex edil Gregorio Sánchez Martínez, al estar inmersos en una campaña negra en relación al desvío de los 229 millones de pesos, donde cada uno saca sus trapitos al sol,  al ahora exhibir los ricaldistas el presunto favoritismo del ex presidiario para su compadre Pedro Salinas, que encabeza una de las cinco empresas, que incumplió las obras de pavimentación.
En respuesta al “fuego amigo” que desde el PRD se  cocina para arrebatar la posibilidad de una posible candidatura por el senado, el ex edil Gregorio Sánchez responsabilizó del millonario desvío de 162 millones de pesos, al presidente municipal y ex secretario de Obras Públicas, en alusión a Julián Ricalde Magaña, quien entonces desempeñaba dicha función.
En su oportunidad, el ex presidiario Gregorio Sánchez Martínez aceptó que su compadre Pedro Salinas, representante de la empresa Construpesa S.A de C.V fue quien obtuvo la licitación de obras por 92 millones de pesos provenientes del empréstito aprobado por la legislatura del estado, cuando todavía fungía como presidente municipal de Benito Juárez.
Gregorio Sánchez Martínez, luego de negar alguna responsabilidad, les tiró la bolita al presidente municipal, y ex legisladores, por no vigilar la correcta distribución de los millones de pesos que se  etiquetaron como parte del empréstito autorizado. Precisó, que antes que  se otorgara el millonario recurso para obras, la propia ex presidente de la  Comisión de Hacienda, Laura Fernández y los demás ex legisladores, lo acompañaron en el recorrido de calles.
Gregorio Sánchez Martínez confirmó, que durante su administración se hicieron licitaciones y que se beneficiaron a cinco empresas, entre las cuales estaba la de  su compadre, que al igual que los demás se  ganaron la oportunidad de realizar obra pública con el empréstito de los 229 millones de pesos, autorizados por el Congreso del Estado de Quintana Roo.
En rueda de prensa, el ex edil, que en su gobierno se llamó ciudadano, insistió que a su compadre Pedro Salinas se le adjudicaron siete obras por un monto de 92 millones de pesos, de los cuales se ejecutaron una etapa, como parte del anticipo (30 por ciento) que en su momento recibió, aunque los trabajos no concluyeron, al no entregarle la totalidad del recurso.
Recalcó, que sólo es responsable de  sus actos, no de terceros en relación a las empresas contratadas para las obras incumplidas, alegando carecer de la certeza de las funciones que éstos tienen, si se les pagó o no. “Los diputados debieron de vigilar si ese presupuesto no se estaba ejecutando  pero el responsable directo es el municipio y el secretario de obras públicas (Julián Ricalde)”, acotó.
Anuncios

Un comentario en “Julián se clavó el dinero: Greg”

  1. Claro que ricalde de chingo la lana, pues de donde creen que se compro un rancho, caballos pura sangre , el yate, y los carros , además de la lujosa casda que tiene en la zona pudiente de can-cún, y además de tráfico de drodas donde es parte de un cartel muy fuerte en can-cún.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s