Julián le da la espalda a su maestro

Por Lucía Osorio

CANCÚN.— Se avecinan tiempos de guerra y voto cruzado en el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Quintana Roo, entre ricaldistas y gregorianos, con la posible imposición de Gregorio Sánchez Martínez al Senado desde el Comité Ejecutivo Nacional (CEN), con el visto bueno del candidato nacional de las izquierdas por la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador.
Las mal llamadas “tribus” del PRD, cierran filas y se unen en dos bloques, donde no hay lugar a traiciones, ya que de por medio está en juego no sólo su cargo o apoyos que pudieran recibir de la administración, sino su futuro inmediato al interior del PRD.
El terreno ya está trazado para los ricaldistas, quienes luchan por no quedarse con las migajas, tirando al ruedo a figuras públicas que ya han trabajado con Greg, para que le sirva de comparsa en la elección, a cambio de dádivas pactadas desde el CEN.
La llegada de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), para Julián Ricalde Magaña, presidente  municipal de Benito Juárez, representó el acabose para sus aspiraciones políticas, que al no tener el sartén por el mango, prefirió caminar sobre camino seguro, pero en el Ayuntamiento.
Sin dejar lugar a dudas, Julián Ricalde Magaña, se excluyó de la próxima contienda interna por las candidaturas a la senaduría y diputación federal, al asegurar que se quedará en su cargo como alcalde, hasta que concluya su administración.
Aunque desde el inicio de su administración, nunca dejó de impulsar su imagen rumbo a la elección de 2012, según denunciaron perredistas como Hugo González Reyes, el alcalde ahora dice que no dejará sus responsabilidades en la Comuna para perseguir una “aventura personal”.
Tratando de controlar su ira, Julián Ricalde Magaña dejó en claro que no buscará la senaduría, pero tampoco apoyará a Gregorio Sánchez Martínez, quien irá por esa posición luego del abierto respaldo del PT y Movimiento Ciudadano.
Los motivos del por qué se niega a respaldar a su ahora correligionario del PRD, Gregorio Sánchez, el alcalde benitojuarence Julián Ricalde Magaña se las reservó, al sólo contestar de manera tajante “porque no”.
La postura radical del alcalde, en contra de Gregorio Sánchez Martínez, dejó ver por enésima vez la ruptura que existe entre los ricaldistas y gregorianos, que en el pasado caminaron juntos e incluso se juraban amor eterno, cuando el ex presidiario era candidato a gobernador.
En el PRD, el ajedrez político de parte de las expresiones críticas ya inició, en consecuencia del rechazo del alcalde Julián Ricalde Magaña, a las migajas que le dejaron, ya que de ninguna manera aceptó ser suplente de Gregorio Sánchez Martínez, y mucho menos la diputación federal.
El ex dirigente estatal, Rafael Quintanar e integrante de la expresión crítica Foro Nuevo Sol, ante la coyuntura que se tiene en este momento, no dudó en levantar la mano y pedir la diputación federal que rechazó Julián Ricalde Magaña y que se disputan las mujeres de su partido, alegando que la posición les corresponde por cuestiones de equidad y género.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s