NUESTRA POLICÍA

Por Isabel Rodríguez
Quienes hayan tenido la oportunidad de leer sobre otros cuerpos policiacos en otros lugares o hayan visitado países donde la policía es diferente a la nuestra, nos preguntamos siempre: ¿por qué mi ciudad no puede tener una policía mejor?  Y no hablo de su uniforme o armamento o de sus vehículos que por ahí el asunto no va, sino más bien de esas diferencias que hacen que cuando veas a un agente de tránsito puedas sentirte orgullosa de ellos:
1.- Deberían de tener cuerpos más atléticos y no por presunción, sino por que, si necesitan corretear a un asaltante pueden hacerlo fácilmente además de poder someterle fácilmente. Normalmente un pillo es muy ágil rara vez son gordos o excedidos. Bueno, eso debería de proveérselos la misma institución como algo obligatorio.
2.- No permitirse dar la mencionada “mordida” pues no es el hecho de que puedan ganarse o no unos pesitos durante el día sino que al hacerlo pierden autoridad, pierden ese respeto que la ciudadanía debería de tenerle pero como por unos pesitos se rinden a tus pies…
3.- El vocabulario que emplean es completamente fuera de institucionalidad y mas bien parece que andamos entre cuates, como por ejemplo: “Aváncele, aváncele” en vez de lo correcto: “Circulen, circulen” o el ya famoso “oríllese a la orilla” por un “deténgase sobre su derecha”, etc.
4.- La falta de conocimiento de las normas de tránsito donde te amedrentan inmediatamente con llevarte el coche al corralón en vez de levantarte la multa correspondiente de acuerdo al artículo infraccionado ya que ellos necesitan “ganarse un extra” por su arduo trabajo.
5.-  La imposición del “aquí mis chicharrones truenan” cuando establecen desvíos de circulación sin un previo aviso o con mucha falta de visión al complicar más aún la circulación o bien ellos controlan el paso de los semáforos creyendo que así desahogan el tráfico cuando muchas veces lo complican mucho más, tal es el caso que se da en la Glorieta del Ceviche a ciertas horas cuando ellos hacen su aparición
6.- Muchas veces amablemente ellos te ceden el paso en un cruce aún cuando no tengamos el semáforo en verde pero, ¡cuidado! muchas veces ni se fijan en el otro carril y al acelerar  y comenzar a atravesar, puedes chocar con algún otro que venga rápido y el señor policía ni se había fijado en ello.
7.- Por otro lado, la nueva barda perimetral de Tránsito es excelente lo malo es que ahora entramos como si  fuese al presidio cuando debería de ser un recinto abierto al público ya que las funciones son de prestar servicio a la ciudadanía en cuestiones relacionadas al tránsito y no en relación a mafiosos.
8.- Finalmente, muchos dirán que es bueno vivir en una ciudad donde a veces pasarse un alto o estacionarse mal o no respetar el alto correctamente en los semáforos e invadir el área peatonal, no tiene consecuencias ya que no hay policía que te sancione y así evitamos pagar multas; pero, en el fondo, ¿es correcto tener tanta permisibilidad en la violación a las reglas de tránsito?
Cancún aún es una ciudad muy nueva donde todavía se pueden establecer correctamente las reglas del juego llamado “tránsito” y hacer de nuestra ciudad un modelo a seguir a nivel estatal, nacional y por que no internacional.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s