ICONOCLASTA

Por Moisés Valadez Luna

Que no novedosos andan los televisos y los de Mileño Diario, ahora se dan cuenta de que  hay muchos inocentes en la cárcel, eso sí por lo regular refieren sus comentarios a los personajes importantes del país y pocas veces a personas humildes que también se enfrenta a acusaciones falsas.
En el asunto de los militares, presidentes municipales michoacanos, Hernández Salvati y otros que refieren Loret de Mola, Ciro Gómez Leyva y el asaltante de la razón Carlos Marín, bien pudieran ser inocentes de asuntos relacionados con el narcotráfico, pero me quedan dudas sobre su posible enriquecimiento ilícito.
Normalmente los crímenes políticos asumen causas de venganza, poder o económicos, la mayor parte está vinculada a esto último.
La forma de despejar dudas es conocer los montos de su fortuna y compararlo con los salarios percibidos, es decir que el secreto bancario desaparezca y que sus declaraciones patrimoniales se hagan públicas.
El argumento de que sí esto se hiciera así podrían ser presas del crimen organizado, es una reverenda jalada, ya que todos sabemos que tiene su lanita.
Decía un criminalista que: detrás de toda gran fortuna hay un gran crimen, así que la ruta del dinero nos ayuda a conocer la calaña de cada individuo, sin desconocer tampoco que hay algunos que se cotizan por centavos y que no dejan de pertenecer al conjunto ode personas de la peor ralea.
En Quintana Roo los casos más sonados son los de Mario Villanueva Madrid, Joaquín Hendricks Díaz, Félix Arturo González Canto, en caso de los gobernadores, Magaly Achach, Francisco Alor, Julián Ricalde, Latifa Muza, Jaime Hernández, no menciono a Gregorio Sánchez ya que su cola viene de muy atrás y es caso especial, en torno a regidores y diputados Rafael Quintanar.
Por cierto este último sigue los pasos de su suegro Salvador Ramos, como “corredor de bienes raíces”, “lotificador” de predios irregulares, tranza o simple presunto responsable del delito de despojo.
La pregunta es por qué miles de “servidores” públicos son solapados por el régimen; es sencillo, por así convenir a sus intereses, le sale más barato que se ciñan a sus órdenes sí negocia el solapar sus delitos para favorecer se electoralmente.
Lo que convierte a mi estimado gober en cómplice de esta mafia de corruptos, creo que si Beto quiere trascender en su mandato y librar al estado de esas alimañas, un medio ciento de demandas y encarcelamiento de los que se han enriquecido a costillas del pueblo sería positivo o al menos no solapar los y eso lo digo por sí no lo sabe el propio gobernador, que los que pregonan que son protegidos por él son los criminales políticos amarillos, tricolores, verdes, azules, pietistas, de nueva alianza y de organizaciones sindicales o de colonos.
Tal es el caso de Víctor Hugo Morales, que sí bien no han cuajado sus intentos de invasión en Cozumel y Cancún, nadie sabe de que vive ni de que se ha mantenido durante su relativamente corta estadía en Quintana Roo.
De verdad que es una vergüenza solapar lacras sociales como Hugo Morales, que se dice coordinador de la UPD en Quintana Roo, ya sea que en un tiempo haya estado cerca de los Ramos, Latifos o de Villatoros, según él mismo lo ha pregonado y que estos le hayan dado para sus chelas domingueras.
Personaje que se dedica al reclutamiento por medio de la promesa que más adeptos logra, la dotación de vivienda.
Hasta mañana.
P.D. Que hable el INFOVIR, en especial Paul Carrillo, si es que como declaraste: que tú sí tienes palabra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s