Universitarios participan en conferencia “El software libre y tu libertad”

CANCÚN.— La Universidad Tecnológica de Cancún tuvo como invitado al Dr. Richard Stallman, presidente de la Free Software Foundation, promotor del uso del software libre como una manera de que los usuarios controlen los programas y no a la inversa, como ocurre a nivel masivo actualmente.

Durante su visita a la UT Cancún, el Dr. Stallman ofreció un par de conferencias sobre software libre a estudiantes y docentes de esta casa de estudios entre quienes estuvieron la secretaria académica Sandra Canul y el ingeniero Héctor Rodríguez, quienes recibieron a representantes de la UT Riviera Maya, la Unicaribe, la Universidad Politécnica de Quintana Roo, el Instituto Tecnológico de Cancún, la UNID y Tec Milenio, quienes pudieron escuchar durante tres horas la filosofía del fundador del proyecto GNU.

Enfatizó que la combinación de GNU con Linux ha hecho un sistema utilizable para millones de usuarios. Explicó que con el software hay solamente dos posibilidades: o los usuarios tienen el control del programa o el programa tiene el control de los usuarios y refirió que en “el primer caso es el software libre y es el caso ético y justo porque los usuarios merecen control de su informática y para ello merecen el control de los programas que usen tienen que ser libres”.

No obstante, dijo que para que los usuarios tengan este control necesitan cuatro libertades esenciales, una es la libertad cero que se refiere a ejercer el programa como quieras; la libertad uno es la de estudiar el código fuente del programa y cambiarlo para que funcione como quieras, por lo que con estas dos libertades se proporciona el control individual para cada usuario sobre su uso del programa.

Agregó que el control individual no basta, porque la gran mayoría no saben programar, por lo que hace falta el control colectivo de los usuarios sobre el programa a fin de que cualquier grupo de usuarios colaboren desarrollando su versión del programa y asegurando que funcione como ellos quieran, y para conseguir el control colectivo –explicó que- hace falta la libertad dos que es distribuir copias exactas para ayudar a los demás y la libertad tres que es la distribuir copias cambiadas y así el grupo puede ofrecer sus versiones con cambios al público.

Indicó que sin estas cuatro libertades que corresponden a tener el control individual y colectivo,  entonces los usuarios no tienen el control cabalmente del programa y es éste el que tiene el control de los usuarios, lo que conlleva a que el dueño del programa tiene poder sobre los usuarios, ofreciendo un software privativo que es totalmente injusto para la gente porque priva de la libertad a sus usuarios.

Respecto del software privativo, expresó que éste no debería existir y “nuestra meta es acabar con el software privativo y que todo el software sea libre para que todos sus usuarios sean libres”.

Ante el cuestionamiento de cómo acabar con eso frente a grandes empresas que tienen el poder de controlar los programas, respondió que es una lucha en la que se han tenido  muchos avances durante los últimos 30 años; pero aún queda mucho por hacer, ya que  la gran mayoría de los usuarios usan programas privativos que someten a las personas y por ello sostuvo: “hay que animar la resistencia y para eso que estoy aquí”.

Para usar el sistema señaló que no se necesita capacitación ya que hay interfaces gráficas, por  eso no es difícil usar el software libre; pero lo que sí se requiere es educación en las ideas cívicas de la libertad y cómo se aplican a la informática, pues muchos aceptan el software privativo y no saben hasta qué punto los abusan con programas malévolos.

En este sentido, explicó que en el caso de los teléfonos celulares cuentan con estos programas malévolos, ya que tienen la funcionalidad de seguimiento y una puerta trasera; sobre la primera, dijo que transmite la geolocalización del teléfono como respuesta a un comando remoto y el usuario no puede evitarlo porque no tiene el control, por eso “para mí es bastante motivo para no llevarlo y no lo tengo porque no quiero que me sigan todo el tiempo.”

Con relación al segundo aspecto, expresó que la puerta trasera es una funcionalidad malévola que recibe comandos desde “alguien” para hacerte cosas sin tu permiso, y en este caso –explicó- la puerta trasera es universal y puede instalar cualquier cambio de software a distancia sin pedir permiso y de hecho dijo que han empleado esta puerta trasera para convertir los teléfonos en dispositivos de escucha, “que escuchan todo el tiempo y transmiten lo que oyen, como espionaje”.

El Dr. Stallman dijo que con este movimiento que mundialmente aglutina a unas tres mil personas que están a favor del software libre, lo que se busca es que la gente “despierte” y que resista y rechace el software privativo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s