ICONOCLASTA

Por Moisés Valadez Luna

No sé por qué se sorprenden de que una persona que ha militado en varios partidos hoy sea candidata del PRI, si desde el gobierno de Peña Nieto se pone el ejemplo, me refiero a la “flamante” secretaria de Desarrollo Social Rosario Robles Berlanga o sí quiere sustituir el segundo apellido por el chilanguismo, Rosario Robles Picada de Ahumada.

Es histórico que el tricolor brinde espacios a personajes (y personajas, diría Fox) que se destacan por su liderazgo, la práctica de cooptación de esos miembros ha sido común en el PRI.

Con el respeto y sin él, tal vez, que le tengo a Mario Castro, la decisión de los dirigentes del Rev-Ins (diría el valedor Tomás Mojarro) no fue tomada tan a la ligera, seguramente Mario podía perder con Trinidad García o le llevaba poco margen o era el más disciplinado o era un candidato Kleenex o no tiene la simpatía de Borge o todas juntas y las que seguramente se me escapan, pero que el amable lector puede añadir.

En un mundo y aquí sí lo uso literalmente, en donde la ideología es lo que menos importa ¿por qué espantarse de que Villegas Canché sea aspirante del PRI a una diputación?

No me digan que desconocen esa frase que reza: “el priísta que todos llevamos dentro”, buena copia de la original que es “el dictador que todos llevamos dentro”.

Ya lo señalé, al menos Villegas tiene una trayectoria lejos del escándalo de la corrupción, sí alguien le conoce algo que le saque los “trapitos al sol”, pero no Azteca, por eso de que en ese sol le han dado para atrás en múltiples ocasiones y no puse que le han dado palo, por que se iba a mal interpretar por muchos mal pensados, tal y como lo es el que teclea esto.

Sí hasta los “insignes” de la izquierda amarilla, es decir “Los Chuchos” se bajaron los calzoncitos con Peña Nieto, por qué no habrían de hacerlo otros y (ni modo, aquí no me salvo de los que como yo son igual de mal pensados) otras.

También podría ser que los del Rev-Ins tengan previsto perder en ese distrito, por lo que sí Marybel quiere quitarse el estigma de eterna perdedora debe de poner más que “simpatía” a su campaña, es decir echarle cacumen.

Por qué no cabe duda de que esa corona de Miss Simpatía no se la disputa nadie, pero hay que “aterrizarla” en triunfo, es joven y tiene futuro político, tal vez por eso les moleste a muchos priistas que se le haya dado la oportunidad.

No sería la primera vez que un político sin arraigo tricolor pueda despuntar y alcanzar otros puestos más elevados en el ámbito del poder, ya sea municipal, estatal o nacional.

Por eso creo que, al estilo Manzanero, por debajo de la mesa los toques de rodilla o por encima, no pocos vean en Villegas Canché una contrincante interna con altos vuelos, es más con esto me acorde de otra “insigne” política Ludivina Menchaca, lo malo que su talento o simpatía estaba en otra parte del cuerpo y no en el cerebro precisamente.

Y déjeme me curo en salud, ya que la anterior, junto con su correligionaria fueron las que presumían de agarrar de los “blanquios” al entonces poderoso Félix.

Bueno en fin, la candidatura de Mary ha dado pie a diversas percepciones, esta es la de un servidor y creo que el espíritu del Iconoclasta se había tornado muy serio en sus últimas entregas, así que hay que retomar el camino.

Al fin y al cabo el cochinero electoral es tan vasto y no precisamente de nombre Mario, que ya lo chotearon tanto, que una raya más al tigre no se notaría, pero espero que esta raya sea un poco más llamativa.

Hasta mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s