No cesa Ricalde en su descarado apoyo a su “delfín”

Por Manuel Robles

CANCÚN.— El circo, maroma y teatro que el presidente municipal benitojuarense, Julián Ricalde Magaña realiza para levantar la campaña política de su candidata Graciela Saldaña Fraire, raya en el cinismo y descaro al violentar la Ley Electoral vigente al ahora acudir de cuerpo presente a las caravanas para pedir el voto a favor de su delfín.

De acuerdo a los quejosos lanzar exhortos al alcalde de parte de algún partido o autoridad, simplemente es “clamar en el desierto”, ya que la soberbia y prepotencia del alcalde es tan grande que hace caso omiso al respecto, lo que invariablemente afectará su futuro político y de su candidata, quizás a corto plazo.

Lo anterior, lo señalaron los propios perredistas y panistas disidentes, además de voces de la clase política que critican la desatinada acción del alcalde isleño, quien pretende posicionar a su delfín con recursos públicos del ayuntamiento de Benito Juárez, equipo y mobiliario.

Para el Revolucionario Institucional (PRI), que preside Pedro Flota, las acciones del alcalde son violatorias y descaradas, por tanto, interpondrán una queja ante la Fepade, en tanto ya hicieron lo propio ante el Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo) ya que incluso se están utilizando material humano y equipo de la comuna para promocionar a Graciela Saldaña.

La inequidad que evidentemente se padece en Cancún, es algo que de ninguna manera confundirá al electorado, ya que el alcalde volcó todo su apoyo moral y económico hacia su candidata, olvidando el compromiso que tiene con la población y la solución a sus necesidades primarias, opinó el líder estatal priista.

Así también, añadió que para nadie resultaron extrañas las acciones del edil, ya que desde el inicio de las campañas fungió como el coordinador general de las mismas, aún cuando ostenta el cargo de presidente municipal de Benito Juárez.

El priista no cesó su reclamo contra el edil, quien dijo fácilmente pierde la compostura cuando le dicen algo, ya que el colmo, además de la utilización del material humano y equipo de la comuna, también se asignaron escoltas, que acompañan a su delfín a todos lados, a costa del erario público.

Como partido, fue claro, que no pueden hacer otra cosa más que denunciar los arbitrarios actos de Julián Ricalde Magaña, porque el ejercicio de la acción ya sea penal o administrativa, está en manos de la autoridad correspondiente.

Lanzar un exhorto es “clamar en el desierto, ya que Julián Ricalde ha demostrado que simplemente no escucha, que hace su voluntad a toda costa y los hechos ahí están”, opinó.

En este contexto, el ex secretario general del ayuntamiento de Benito Juárez, Eduardo Galaviz Ibarra, aseguró que la problemática hoy día en el PRD y el PAN es que ya perdieron el rumbo, y son manipulados como títeres por el alcalde de Benito Juárez, quien maneja a su antojo a cada uno, aún a costa de la militancia.

El ex panista, detalló que la campaña de los delfines de Julián Ricalde Magaña, por mucho que le apueste, le invierta y reparte, no terminan de despegar, ya que no convencen ni siquiera a la militancia de los propios partido que van en alianza de facto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s