Vendidos y traidores, en el PRD buscan culpables

CANCÚN.— Julio César Lara Martínez, líder estatal de Partido de la Revolución Democrática, después de ordenar a los diputados Jacqueline Estrada, Alejandra Cárdenas y Fredy Alfredo Velázquez para que avalen el refinanciamiento, ahora salió a lapidarlos acusándoles de traidores.

Después del repudio y las múltiples solicitudes de renuncia y abandono a la dirigencia estatal que le han hecho los militantes del PRD, en rueda de prensa, un solitario Lara Martínez, salió a “fijar” la postura de su partido respecto al refinanciamiento, donde intentó lapidar a los diputados que votaron y avalaron lo propuesto por el estado.

“Ellos (Jacqueline Estrada, Alejandra Cárdenas y Fredy Alfredo Velázquez) se olvidan que están ahí por el partido”, dijo y amenazó que los abogados empezarán a trabajar en el procedimiento “sancionatorio” que les impondrán.

Sin embargo, lo que no dijo el cuestionado dirigente del PRD, es que mediante el diputado con licencia Antonio Meckler Aguilera, mandó línea a los tres diputados de la fracción parlamentaria para que votaran a favor de la propuesta de refinanciamiento.

Ante los serios reclamos de sus ex aliados del PAN, Julio César Lara Martínez quiere tender una cortina de humo a sus propias órdenes y hacer parecer a los legisladores como traidores.

Con este doble discurso, el aún dirigente del perredismo quintanarroense impuso una ley mordaza al interior del PRD y marcó “línea” con su diputado asesor, Antonio Meckler Aguilera, quien en 2011 también votó a favor del refinanciamiento, al igual que lo hicieron todos los partidos políticos ese entonces.

En ese año, Antonio Meckler Aguilera, al emitir su voto como perredista argumentó responsabilidad con el estado.

Asimismo, un bloque de perredistas encabezados por Andrés Blanco Cruz, dijeron que Julio César Lara Martínez debe renunciar al cargo para evitar que el PRD siga pulverizándose, y después de la derrota debería de asumir una actitud de madurez política y apoyar a sus diputados en su alta responsabilidad en el Congreso y en sus decisiones.

“El PRD ya no tiene dirigente estatal porque Julio César ha perdido la cabeza, sería muy conveniente que por vergüenza renuncie para que los verdaderos perredistas rescatemos al partido”, dijeron.

Informó que 9 ex dirigentes municipales destituidos por Julio César Lara Martínez en pleno proceso electoral, con excepción de Benito Juárez, integrarán un bloque al interior del PRD y trabajarán para exigir la destitución del dirigente estatal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s