Intolerancia y prepotencia de funcionarios de Julián

Por Luis Mis

 CANCUN.— La intolerancia a la crítica, prepotencia y soberbia que permeó entre funcionarios del agonizante gabinete de Julián Ricalde Magaña, aún persiste entre algunos envalentonados y frustrados seudo servidores públicos que vieron truncadas sus aspiraciones con el regreso del PRI al poder, como el caso del director del Instituto Municipal del Deporte,  Miguel Moreno Gaffare y su dueto de “pillos” y “gandallas” al frente de la Oficina de Prensa, Sahijd Domínguez y su vehemente testaferro, Alejandro Rafael Orozco, quienes en la recta final no buscan quién se las hizo, sino quién se las paga.

Y es que el periodista y presidente de la Asociación de Cronistas Deportivos en Quintana Roo, Armando Castillo Montejo, anticipó que enviará un escrito en términos estrictos al alcalde Julián Ricalde, con el fin de que tome las medidas necesarias para reprender a estos aprendices de funcionarios, luego de que fue objeto de amenazas directas por parte de “los reporteros” del Instituto Municipal del Deporte, quienes no conformes con “bloquear” a este periodista de amplia trayectoria, desde inicios de la administración perredista, ocultándole invitaciones a ruedas de prensa y la agenda de actividades deportivas; ahora resulta que se sienten ofendidos por el contenido de la columna periodística “El Capitán” que firma precisamente el propio Armando Castillo, en un medio de comunicación digital.

Dice el dicho que “a quien le quede el saco que se lo ponga” y resultó más que evidente que tanto Sahjid Domínguez como el agresivo Alejandro Rafael Orozco, no sólo se ganaron a pulso el calificativo de “pillos” que asumieron para sí mismos, sino hasta de “gandallas”, al tratar de golpear al periodista y literalmente decirle que le iban a partir la madre, ante varios reporteros de la fuente que atestiguaron la agresión.

Los hechos se suscitaron alrededor de las 11:30, poco después de concluir una conferencia de prensa de un evento de motos acuáticas, efectuada en uno de los restaurantes del Sunset Admiral Yacht Club & Marina, en la zona de playas, justamente donde se encontraba el funcionario responsable de esta dependencia, Miguel Moreno Gaffare, quien por su pasividad y omisión al enterarse de los hechos, no sólo demuestra sumisión, sino complicidad con sus colaboradores, y todo porque a decir de algunos personajes del medio, también vive con miedo y bajo amenaza de ser publicado en algunos periódicos locales, donde colaboran este par de mentecatos.

La crítica que enloqueció a los funcionarios del deporte en Benito Juárez, reseñaba a una “cueva de pillos” en lo que de alguna manera han convertido al Instituto Municipal del Deporte, y lo cual no ocurriría al interior de la Asociación de Cronistas Deportivos en Quintana Roo, procurando un mejor ejemplo para las futuras generaciones, lo que despertó la ira del también presidente de la Asociación Estatal de Badminton, hasta hoy casi fantasmal y sin mayor presencia en el municipio, Alejandro Rafael Orozco, quien en su calidad de “chalán” de Sahjid, ni tardo ni perezoso intentó “golpear” al periodista crítico, seguido de un sinfín de ofensas a su persona, – a decir de algunos compañeros cronistas deportivos – con la venia del alcalde Julián Ricalde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s