JAURÍA

Por Marcos Chi Cahun

 No existe un solo miembro del partido blanquiazul que pueda o por lo menos tenga la intención sana y buena de rescatar a la institución del atascadero en que se encuentra.

Aunque hay algunos luchadores “sociales” que intentan hacerlo, solo que para eso se dedican a desacreditar a sus líderes sin darse cuenta que desacreditan más a la institución.

Por ello el principal detractor de Eduardo Martínez Arcila, concretamente Eduardo Baeza Cruz, “destacado” panista con una trayectoria de cerca de 20 años, cuya herencia recibió de grandes personajes que hoy pasaron a mejor vida.

Desde entonces empezó a asimilar toda la doctrina e ideario que pudo, desde luego sin dejar de aprovechar las oportunidades que le dieron sus líderes como lo fue José Ynés Peraza Azueta, cuando por primera y única ocasión siete panistas acceden a la VIII Legislatura local por la vía plurinominal, siendo Mario Baeza el primer “gestor”, hoy le llaman operador político a la usanza del régimen priista, donde Antonio Rico Lomelí fue el único diputado por la vía mayoritaria.

Así empieza la trayectoria gris de Baeza Cruz, tras realizar maniobras no tan rectas para negociar y apoyar a todo ese grupo donde queda incrustada su madrina política como diputada, la polémica Alicia Concepción Ricalde Magaña, desde entonces hay cierta simpatía entre empleado y empleadora, pues recordemos que fue este quien coordinará la campaña 2008-2011, cuando obtuvo el triunfo y volver a ser su coordinador para esta última campaña en que la llevará a la derrota, misma de la que culpan a su líder estatal, el cual también es gran culpable tras las negociaciones realizadas por este último.

Entonces recapitulando, Mario Baeza no quiere recuperar la institución de las garras del grupo Arcila-Bolio-Rueda Martínez, para nada, lo que este y su grupo buscan es rescatar a la institución para llevarla de Guatemala a Guatepeor, es decir para entregársela a una persona afín a Licha, v. gr. Rogelio Márquez Valdivia, pero para ello primero tendrán que apoyar con todo a Ernesto Cordero, aspirante a manejar al blanquiazul a nivel nacional, sin cuyo apoyo, la diputada isleña carecería de fuerzas para sus aspiraciones a la gubernatura del estado, es decir que por donde quiera busca hacer amarres políticos, y para ello se lleva entre las patas a un panista cuya trayectoria data varios años atrás.

Es lamentable pero así es, no hay panistas honestos que no tenga interés porque todos lo tienen directa e indirectamente mismo que los llevan a cometer actos violatorios y hasta vandálicos en contra de la institución al interpretar cada quien y a su manera los lineamientos que la institución les marca, entonces pues ni siquiera Mario Baeza Cruz, puede ser una persona en la cual la militancia pueda confiar plenamente, sin que medie interés alguno, cuando en su momento fue del grupo de José Ynés Peraza Azueta al apoyarlo cuando es destituido del cargo de presidente estatal.

No hay prueba más palpable del afecto y gran cariño que se tienen Alicia Ricalde y su ahijado, operador político Mario Baeza Cruz, entonces pues a ese sabueso con otro hueso, pues será difícil encontrar una sola persona que no tenga intereses personales que cumplir con nadie, pero ¿Quién?, y es que si surgiera una alguien con estas características, inmediatamente lo expulsan por insurrecto a las costumbres y buenos modales, ¿Cuáles?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s