Transas, excesos y corrupción, resumen del gobierno de Julián

Por Luis Mis

 CANCUN.— Hoy es su segundo y último informe de gobierno, preámbulo de la graciosa huída que emprenderá el alcalde Julián Javier Ricalde Magaña, de quien sólo se espera que encabece la ceremonia del “Grito de Independencia” para poner pies en polvorosa, por lo que no estaría presente al final de su mandato y durante la transición oficial.

Eran las 10:50 horas y el alcalde fumaba desde el balcón presidencial, en compañía de algunos regidores, estaban a punto de reanudar la última sesión de cabildo del 5 de septiembre, en la cual mañosamente aprobaron la privatización de Playa Marlín, las modificaciones al PDU y al POEL, y por último el incremento al transporte urbano, entonces dijo en tono de burla: ¡Pueblo no me merecen y antes de que me saquen… me voy!

Sin duda, el desempeño del alcalde no fue el mejor en estos dos años y cinco meses, por no decir todo lo contrario; los escándalos por malversación de fondos y corrupción entre sus más cercanos colaboradores e inclusive protagonizados por él mismo, fueron distintivo en su gobierno, para variar plagado de pleitos con los medios de comunicación, quienes tras señalarle sus abusos y sus tranzas, recibieron ofensas y ataques de voz del propio alcalde.

Si el mal tiempo lo permite, se espera la asistencia de algunos políticos, empresarios y colonos que acompañarán a partir de las 7 de la noche a Julián Ricalde en la explanada del Palacio Municipal o Plaza de la Reforma, de otro modo, la sede de este acto será en el Centro de Convenciones.

Julián Ricalde se dio sus “gustitos”  patrocinados con los recursos del pueblo: Su lujoso yate “Big Mama” y una lancha Boston Whaler, cotizadas en cientos de miles de dólares cada una de estas navegaciones, son un insulto para los miles de cancunenses que sobreviven en las más recónditas colonias populares, en los cinturones de miseria que persisten en la ciudad.

No obstante la prensa atestiguó con fotos y videos las tremendas fiestas patrocinadas por Ricalde Magaña con dinero de los cancunenses, donde los amigos, chicas y chicos buena onda, participaron en tremendas bacanales sin límite.

Al calor de la fiesta, al funcionario en alta mar se le olvidaron las quejas ciudadanas que exigen contar con mejores servicios, seguridad y piden que sus impuestos se traduzcan en beneficios para el pueblo, no para el edil.

Así que esta serie de eventos desafortunados fueron marcando a Julián Ricalde, como una persona deshonesta que prueba las mieles del poder y en vez de traducirlo en bienes y servicios para la comunidad, lo destinó para parrandas, barquitos, desmanes y diversión personales.

Por si fuera poco, en la recta final de su gobierno, aún acusa a los medios de comunicación de ser falsos, porque según dice en un comunicado de prensa, que se ha reducido la deuda considerablemente y que es mentira que se dejarán 400 millones de pesos en proveedores, como lo han estado manejando diferentes medios de comunicación: “es absolutamente falso, son aproximadamente 200 millones de pesos al día, entre los cuales, a este Ayuntamiento se le deben entre 55 y 60 millones de pesos de participaciones entre la OVC y Zofemat”, afirmó.

Lo que sí es una realidad, es que diez de sus cincuenta compromisos quedaron pendientes. No cumplió en la víspera del final de su mandato, de hecho entre dichos incumplidos están la preparatoria municipal para los jóvenes que no encuentran espacios en los centros educativos ya consolidados; otros compromisos se tuvieron que suplir, como fue el centro de alto rendimiento, sólo se pudo hacer una pista de tartán, entre otros.

Al menos su secretario técnico de gabinete, César Castro Sahuí, admitió que la actual administración no pudo cumplir en el tema de seguridad pública, lo que es del dominio público y tiene en la cuerda floja a su propio secretario de seguridad pública, Jesús Aíza Kaluf, a quien responsabilizan en contubernio con Julián Ricalde, del derramamiento de sangre en demasía por tolerar el avance de la delincuencia organizada en el Municipio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s