Julián, Aguilar y Delia, implicados en el fraude de las luminarias

Por Luis Mis

 CANCUN.— La líder del Sindicato Unico de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Benito Juárez (SUTSABJ), Delia Alvarado, estaría involucrada en el millonario robo de luminarias por brindarle protección al principal sospechoso de ser el autor material, el ex director de Alumbrado Público Municipal, Juan Felipe Novelo Góngora, a quien protege a través de una plaza sindical otorgada a modo desde que el PRD asumió el poder con Gregorio Sánchez.

El escándalo de las lámparas encontradas en una bodega por el bulevar Colosio apunta también al ex alcalde Julián Ricalde Magaña y al diputado local Jorge Aguilar Osorio, quienes fungieron como titulares de la Dirección de Servicios Públicos en los tiempos en que Juan Novelo realizó la venta fraudulenta de miles de luminarias por más de 35 millones de pesos, por lo que todos ellos serían investigados judicialmente.

Además, quien se ostentó como nuevo propietario de dichas luminarias, Sergio Achach Ceballos, luego de la captura de ocho de sus trabajadores que fueron sorprendidos infraganti por la policía mientras desvalijaban las luminarias; dejó en claro que dichas lámparas le fueron ofertadas por el supuesto socio del legislador Jorge Aguilar Osorio, Abraham Canterbury, hasta las puertas de su negocio que es una chatarrera ubicada por la salida a Mérida, pero que desconoce cuál es el origen de éstas o si se las compró al gobierno. “Yo no sé nada, me ofrecieron la mercancía y la compré”, sostuvo al tiempo que consideró que el señor Canterbury  es quien debe hablar con las autoridades sobre la procedencia del material.

Cabe recordar que el secretario general del Ayuntamiento de Benito Juárez, Jorge Rodríguez Méndez, afirmó que la Comuna presentará denuncias penales contra quienes resulten responsables por las 16 mil lámparas en cuestión, presuntamente adquiridas por la administración municipal pasada y que no fueron reportadas como parte del patrimonio municipal

El origen, desde los tiempos de Greg

Sin embargo, el ex director de Administración y Patrimonio Municipal, Amir Ulises Rivero Gómez, confirmó ayer mismo, mientras se encontraba en la antesala de la Oficina de la presidencia municipal, que dichas luminarias fueron adquiridas en el 2009 durante la administración de Gregorio Sánchez Martínez, motivo por el cual no aparece en los formatos oficiales de reciente entrega-recepción municipal.

No obstante es  un secreto a voces que cuando “Greg” Sánchez llega al poder, se consuma el pacto entre Juan Novelo, Julián Ricalde y Delia Alvarado, ocupando como escenario frecuente los terrenos del nuevo edificio gremial ubicado en la Región 201;  traicionando muy tempranamente a su partido, a fin de comprometerse a  sindicalizar al director de alumbrado público y apoyar a Julián Ricalde, para que suceda a Sánchez Martínez al frente de la presidencia.

Desenfreno e impunidad

Y es que basta recordar que a sólo dos meses de haber asumido la alcaldía, Ricalde Magaña habría adquirido dos residencias en la ciudad, una en el fraccionamiento la toscana y la otra en la súper manzana diecisiete, en la cual habitó para desentenderse del estilo discreto de su forma de vida anterior, que incluso podría considerarse humilde, toda vez que sus ingresos eran bastante limitados.

Julian Ricalde desarrolló de inmediato una desenfrenada afición por la compra de relojes carísimos y se dejó consentir con fiestas disolutas en residencias privadas y yates, en donde sobresale la compañía de mujeres de dudosa moralidad, cuyos “eventos” estuvieron a cargo de Juan Novelo Góngora, director de alumbrado público de esta administración y desde la anterior administración,  mismo que preparo la licitación por dieciocho  millones de pesos, de las luminarias amarillas en el gobierno de Gregorio Sánchez Martínez y quien enajeno a título personal las que fueron substituidas, sin ser demandado ni laboral o penalmente, bajo el amparo del propio Julián Ricalde.

Esta estela de impunidad y complicidad con el alcalde, permitió que Juan Novelo Góngora, por encima de la ley, haya designado como coordinadora administrativa de la dirección que ostenta a su propia hermana de nombre Lucia, en un acto público de nepotismo y de influyentísimo como en el caso de  su yerno Julio César Romero Rodríguez, nombrado como director de Fiscalización, además que confirmó su afiliación al SUTSABJ como se había previsto, aunque también fuera de toda legalidad por tratarse de un empleado con un puesto de confianza.

Por lo anterior, el presidente Paul Carrillo de Cáceres ha pedido a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) investigue a fondo para fincar responsabilidad a los culpables, a todos los implicados directa o indirectamente, aunque a decir del ex secretario del Ayuntamiento, Eduardo Galaviz Ibarra, “es parte de las cosas que en el momento que yo fui secretario general estuve señalando, no solamente son esas luminarias, hay otro tipo de irregularidades”, dijo.

Explicó que él siempre señaló que se hicieron compras irregulares y fue por eso que en mucho tiempo fue visto “incómodamente” por los ex funcionarios.

“Creo que sí hay otras cosas que seguir, existen otras áreas, hay omisiones, actuaciones en jurídico donde siempre se señalaron irregularidades que no se siguieron, eso pudo ocasionar un quebranto financiero que vivió el Ayuntamiento”, mencionó.

Este millonario fraude cometido a las arcas del Municipio Benito Juárez fue orquestado con el consentimiento del ex alcalde Julián Ricalde, junto con varios servidores públicos de la administración de Gregorio Sánchez Martínez, tras una amañada licitación para sustituir 16 mil luminarias cuando Ricalde era titular de Obras y Servicios Públicos Municipales, lo que significó pron principio de cuenta un desvío de más de 18 millones de pesos.

Las lámparas que se instalaron fueron de dudosa calidad y su precio es mucho menor a las que operaban normalmente. Dichas luminarias se “armaron” desde un principio para el municipio de Benito Juárez, aunque ahora aparezcan en el catálogo de una empresa denominada Galux, ubicada en Monterrey, Nuevo León. Éstas, no cumplen con los requisitos para operar normalmente, lo que ha ocasionado muchas fallas desde su instalación y dejando sin iluminación a varias regiones del municipio.

La licitación se llevó a

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s