TURBULENCIA

Por Román Trejo Maldonado

 Maestros desesperados

De alrededor de 15 mil docentes en la nómina del estado, se dice y se comenta que entre seis mil y siete mil profesores no van a cobrar sus quincenas porque este es el reclamo de la sociedad que ya está harta, pero muy harta de que los maestros no quieren regresar a sus aulas, situación que se ha complicado socialmente.

En las redes sociales se observa cómo padres de familia piden y exigen que el Gobierno del Estado se ponga la pilas para descontar las quincenas a todos estos maestros que se calcula, podrían ser entre seis mil y siete mil docentes los que se queden sin cobrar sus quincenas porque no se han presentado a laborar. Y es que entre las quejas de los padres de familia es porque muchas veces tener a sus hijos en sus casas representa un gasto mucho mayor además del riesgo de seguridad al no tener donde dejar a sus pequeños. Los padres de familia ya tienen un clamor social que se puede verificar en las redes sociales y ver cómo están molestos tanto en comunidades y ciudades, Cancún, Isla Mujeres, Cozumel, Playa del Carmen, Tulum, Chetumal, Morelos, Carrillo, entre otras. En todo Quintana Roo, los padres de familia están hartos de los maestros porque también han obstaculizado la vida social y económica de taxistas, hoteleros, empresarios, restauranteros, y todo lo que significa producción. Hoy, la sociedad exige que se descuente el sueldo a todos los maestros faltistas pero también se habla de correr a todos los que se ausenten más de tres días de sus centros de trabajo. La sociedad exige que se ponga un alto a esta situación y que los maestros regresen a sus aulas. No hay duda que la sociedad día con día repudia la actitud de los maestros, solo hay que escuchar a los miles de vendedores ambulantes que se encuentran en las puertas de las escuelas en todo Quintana Roo, los habitantes de las comunidades, los transportistas, y sociedad en general. Los docentes en paro ya no encuentran su esquina por la parálisis de la Educación de sus hijos y las actividades que giran respecto a las actividades escolares correspondientes. Y es que los maestros se han ganado a pulso el repudio y desprecio de la sociedad que a través de diversos medios y formas expresa que ya están cansados de lo que llaman teatro y circo que han montado un grupo de docentes que en realidad no representan el sentir de la mayoría del magisterio. Los maestros que sí quieren cumplir con su deber ya demuestran su organización y poco a poco están regresando a las aulas, hay quienes de plano nunca se fueron y prefirieron quedarse a cumplir con su deber y evitar el daño que están generando algunos profesores a los pequeños que no tienen “vela en este entierro”. Los argumentos sobran por parte de los padres de familia que se organizan con docentes para que las actividades retornen a los salones que es donde se lucha por la Educación para el progreso del país y del estado, así lo han señalado muchos padres de familia que también reclaman el derecho a la educación de sus hijos. Asimismo acusan a los docentes de todos los gastos que genera tener a los niños y niñas en las casas sin ir a la escuela porque es un gran costo económico el estar pendiente de los pequeños en casa mientras los padres tienen que ir al trabajo y constantemente estar monitoreando qué está pasando con sus hijos. Otros padres de familia han hecho un gran esfuerzo y están mandando a sus hijos a escuelas particulares. Estos costos no los están viendo los docentes en paro, esos problemas que pasan los padres de familia no importan para los profesores en plantón. En muchas ocasiones dan risa sus mensajes donde agradecen la paciencia de los padres de familia, “es ridículo que nos agradezcan que aguantemos sus dizque luchas magisteriales porque nuestros hijos están pagando el costo educativo y nosotros estamos pagando el costo económico, hasta parece que los padres de familia estamos costeando su movimiento que tiene que ver más con la política que con una verdadera vocación de servicio”, así nos han comentado muchos padres de familia.

Chismorreo Político

Según nos enteramos de las altas esferas del poder político nacional, que el dirigente del Comité Ejecutivo Nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano Grijalva, comentó que en Quintana Roo iban a conservar la presidencia municipal de Benito Juárez y Felipe Carrillo Puerto porque había entrado este acuerdo en el pacto político nacional con el líder nacional del PRI, César Camacho Quiroz. Pero al perder las elecciones el PRD en Benito Juárez, Cancún; y Felipe Carrillo Puerto de forma arrasadora por el PRI, los perredistas están molestos e indignados. Por este motivo, cualquier cosa y situación, la utilizan para hacer sus desmanes que son apoyados por el mismo líder nacional del PRD. Hoy el líder estatal del Partido de la Revolución Democrática, Julio César Lara Martínez; el ex presidente municipal de Benito Juárez, Julián Ricalde Magaña; los Ramos Hernández; Rafael Quintanar; Antonio Meckler; María Eugenia Córdoba; la diputada federal y ex candidata a presidenta municipal, Graciela Saldaña Fraire, han reconocido en corto, su frustración y todavía no les cae el veinte de cómo y porqué perdieron la joya de la corona que se llama Cancún. Hay que recordar que en una ocasión, María Eugenia Córdoba Soler señaló de traidor y cobarde a Jesús Zambrano Grijalva porque los había abandonado y dejado solos y además no les daban dinero para el día de la jornada electoral del pasado 7 de julio del presente año. A ello, hay que sumar que Julián Ricalde Magaña quería a Jorge Aguilar Osorio, alias “El Topo”, como candidato y fue la misma María Eugenia Córdoba Soler y Antonio Meckler que decidieron “tirar del caballo” a Jorge Aguilar Osorio quien tenía las aspiraciones para presidente municipal, luego, ellos mismos impusieron a la diputada federal, Graciela Saldaña Fraire. Los agarrones y jaloneos fueron parte de resquebrajamiento del PRD en el proceso interno para sacar a su candidato. Pero además, lo más grave es que el mismo Rafael Quintanar González fue quien entregó a los priistas el esquema de trabajo y operadores del PRD. Con ello fue claro y les clavó la puñalada a Julián Ricalde Magaña y a Antonio Meckler. Todo esto fue la caída y desgracia política del PRD en Quintana Roo pero ahora los perredistas ya no buscan quién se las hizo sino quién se las pague. Por ello dicen que andan con el palillo con chile en el trasero porque no encuentran por dónde y cómo levantarse. Cometen errores tras errores, como fue liderar los destrozos de palacio municipal en Benito Juárez utilizando al movimiento de los maestros que no les costó trabajo alguno. Hoy los perredistas saben perfectamente que están enterrados, desesperados y ahora no saben cómo hacer una reconciliación entre los grupos. Los perredistas saben que están muertos políticamente en Quintana Roo y con actos de violencia tratan de llamar la atención pero la realidad de las cosas es que están muertos y además su mismo líder nacional, Jesús Zambrano Grijalva, los dejó morir. Eso lo dijo la misma María Eugenia Córdoba Soler y con ello que se confiaron en que los Priistas iban a dejarles la joya de la corona y no fue así. No solo perdieron sino que les pegaron tremenda paliza en las urnas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s