EL HOMBRE FELIZ

Por el Borrego Peludo

 Hace muchos años mi abuela me contó una historia que muy resumida pudiera como sigue.

Un rey rico y poderoso sufría porque no había conocido la felicidad, mandó buscar un mago del oriente, de dónde si no, y este le dijo que únicamente podría conocerla si se ponía la camisa de un hombre feliz; mandó el rey sus ejércitos en busca del que tuviese esa dicha, y qué desilusión, en su reino nadie lo era. Ofreció entonces gran recompensa a quien trajese ante su presencia al afortunado  y sólo entonces, lana por el medio, le pudieron presentar al hombre feliz. Pobre rey, el personaje tan arduamente buscado ni siquiera tenía camisa que ponerse.

De la breve historia podían recogerse diversas moralejas. Mi abuela mucho insistía en que sólo una era válida: la riqueza no hace la felicidad. Ella era muy cristiana y caritativa, dulce, cariñosa, encerrada en su casa rodeada de amplia familia que le adoraba. Mi abuela no sabía mucho del resto del mundo.

Con el tiempo encontré un amigo muy pragmático. Al referirle el cuento felicitó a mi abuela por su bondad pero la calificó de cándida, puesto que para él la verdadera enseñanza era que sólo con mucho dinero se puede alcanzar un objetivo difícil, y si bien el rey no alcanzó la felicidad, al menos logró localizar al único ser que lo era.

Pasados otros años tuve un amigo de izquierdas, fue muy concreto y me dijo que la enseñanza era obvia, los infelices pobres tenían que unirse y desbancar al infeliz rico.

Seguramente usted podrá descubrir otras claves en la historia. Por lo pronto yo trato de tener alguna camisa que si fuera necesario pudiera cederle al desgraciado rey, quien seguramente a cambio me daría parte de sus riquezas para que entonces yo pudiera alcanzar hasta las más difíciles metas.

¿Qué si soy feliz? Pues a veces sí y a veces no. ¡Ojalá el rey me pida la camisa en un momento que lo sea!

¿Que si me la pide en un momento de amargura? Entonces, amable lector, no me quedará más remedio que fingir, que es lo que muchos hacen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s