Investigarán a fondo el Implan, la inmobiliaria particular de Julián

Por Luis Mis

 CANCUN.— Con la investigación que solicitó el regidor Antonio Cervera León contra Eduardo Ortiz Jasso, ex titular del Instituto Municipal de Planeación (Implan), en realidad se pretende desenmascarar un cúmulo de proyectos inmobiliarios y turísticos que se fraguaron desde esa oficina y se “negociaron” previamente con empresarios para darles viabilidad, generando millonarias ganancias ilícitas para beneficio personal del ex alcalde Julián Ricalde.

El Implan facilitó la información necesaria para que tales desarrollos no tuvieran mayor problema para su autorización, a cambio de grandes “comisiones” como si la dependencia fuera una agencia de consultoría en Bienes y Raíces.

Ortiz Jasso, apenas fue despedido a principios de esta semana, pero “operó” libremente durante la administración pasada y junto con el alcalde Julián Ricalde Magaña, lograron “vender” varios proyectos a diversos desarrolladores, aunque Antonio Cervera León prefiere aducir que el motivo es porque desde hace 8 años, sólo se ha hablado de proyectos, sin que alguno se lleve a cabo y sin beneficio para la población.

No obstante se ha pedido fincar responsabilidades a Eduardo Ortiz Jasso, quien siempre se negó a proporcionar información,  ya que la propia Unidad de Transparencia  Municipal hizo todo lo posible para obstaculizar la información que se le solicitaba al Implan, pese a que desde hacía mucho tiempo se lo había ordenado el Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública (ITAIP) de Quintana Roo.

Inclusive los medios de comunicación, en su momento, requirieron un detalle de los expedientes presentados por los desarrolladores y su evaluación por parte del Implan, pero Eduardo Ortiz Jasso siempre respondía que se trataba de información reservada, por lo que se negaba literalmente a entregar los datos.

El regidor del Movimiento Ciudadano, dio a conocer que fue el propio alcalde Paul Carrillo de Cáceres quien propuso la integración de una comisión para hacer las investigaciones, misma que estará integrada por regidores y miembros de la iniciativa privada.

Mientras tanto Héctor Martín Souza estará como encargado de despacho, así como también una comisión especial para hacerse cargo de estas investigaciones, justamente para hacer una revisión y que se esclarezcan los montos y proyectos que se manejaron.

Cabe recordar que Eduardo Ortiz Jasso ya había sido despedido del Ayuntamiento en marzo del 2009, tildado como un funcionario sin escrúpulos, corrupto, pero que sin embargo fue rescatado precisamente para trabajar en el gobierno perredista de Ricalde Magaña, con quien ya había hecho mancuerna cuando éste fue secretario de Obras y Servicios Públicos.

En aquel entonces no se investigó a fondo el asunto y se argumentó igualmente que su destitución era porque no  hubo trabajo del Implan en casi tres años, porque no se concretó ningún proyecto ni programa, a pesar de que su función era cuidar y asignar las áreas de equipamiento en la ciudad y para beneficiar a la comunidad con mercados, escuelas, parques, espacios deportivos e iglesias.

Eduardo Ortiz Jasso ha sido señalado en las altas esferas sociales de ser un funcionario que siempre le ponía trabas a los proyectos presentados por los desarrolladores, pero que bajo una estrategia sutil de convencimiento  obligaba  a los mismos a presentar nuevamente dichos proyectos aunque bajo un nuevo estudio de impacto ambiental avalado por compañías que él mismo controlaba, y que le asignaban una jugosa “comisión” por los altísimos costos que cobraban a los desarrolladores, empero con la garantía de que dichos proyectos serían aprobados sin mayores problemas.

Investigaciones previas señalan que después de vivir en una modesta vivienda en la región 504, Ortiz Jasso, se ha hecho de varias propiedades, como dos departamentos de lujo en la Supermanzana 17, Lote 16 (calle Contoy), en la torre Palma del Mar, marcados con los números 101-C y 301-C, con valor de más de un millón 200 mil pesos cada uno y que también habría adquirido otro más costoso, en el exclusivo condominio Novo Cancún, donde los precios son de hasta 10 millones de pesos.

En la Comisión Investigadora que ordenó el presidente municipal Paul Carrillo a solicitud del Antonio Cervera, también participarán integrantes del Consejo Coordinador Empresarial, del Colegio de Arquitectos, Biólogos, Ingenieros y de Abogados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s