PAN se cierra y rompe con la sociedad

Por Marcos Chi Cahun

 CANCÚN.— Aun cuando existen diversas formas para comunicarse como los medios electrónicos y las redes sociales, tal parece que en el Partido Acción Nacional prevalece un gran hermetismo, en la información al interior y exterior, para no dar a conocer el manejo de los recursos, lo que provoca molestias entre la militancia pues tanto Eduardo Martínez Arcila, presidente del comité estatal como Jésica Chávez del municipal, consideran a la militancia como un artículo que pueden manipular y utilizar a su antojo, pues de borregada no los bajan.

Además como lo han hecho algunos miembros de la institución, que desean aportar nuevas ideas frescas y renovadas para poder hacer frente a las contiendas próximas, así como capacitar a la militancia que ingrese a la institución e incrementar su número de afiliados, simplemente dichas personas no son tomadas en serio por sus líderes que se sienten dueños de la institución, destaca Rosa Isabel Molina.

Otra de las cuestiones preocupantes es que tan solo en el comité municipal hay 15 empleados que devengan cuantiosos sueldos y no hacen nada de utilidad para rescatar a la institución del bache en que se encuentra estancada la institución, lo que hace sospechar que tanto Martínez Arcila como Chávez García, solo se han dedicado a pagar favores a sus incondicionales, aunado a que estos no tienen la capacitación adecuada para ocupar cualquiera de las direcciones del blanquiazul.

Y es que tanto los directivos del partido como los que ocupan un cargo por elección como diputados y regidores, tal parece que están más preocupados y ocupados en impulsarse y levantar sus decadentes figuras y formar parte del consejo político que se elegirá el próximo 24 de noviembre en Felipe Carrillo Puerto, pues tal como Patricia Sánchez Carrillo le da su apoyo a Eduardo Martínez y a Sergio Bolio, estos a su vez la catapultaran para la diputación federal plurinominal, lo que ya es un hecho, es decir es su pase es seguro.

Mientras ambos grupúsculos en referencia al ya mencionado, opera a través troy Becerra Palma quien también forma parte del comité estatal, por el grupo contrario es decir el de Alicia Ricalde Magaña, su máximo operador es el prianista Jesús Zetina o Chucho panucho cuñado del primero, por lo que tienen un juego perverso ambos grupos, al dar una falsa apariencia de cozumeleños divididos, pues lo que en realidad, buscan es su bienestar personal y poder así apoyar al segundo a la diputación federal por el Distrito uno con cabecera en Solidaridad, lo que servirá para impulsarlo después a la presidencia municipal, cuando la isleña sea candidata a la gubernatura.

Así están las cosas en una institución que antaño luchaba por la social democracia, cuyos iniciadores nunca pensaron en acceder al poder por el poder mismo, sino permear en la sociedad a fin de crear conciencia ciudadana y participativa, pues tal parece que tras haber gobernado 12 años al país, han perdido la noción del tiempo y del espacio y solo buscan sobrevivir del erario público municipal y estatal, expone Rosa Isabel Molina López.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s