EL PIZARRÍN

Por Eduardo Lara Peniche

 Re Evolución

Ante las condiciones sociales del siglo XXI, en las que impera la mentira, la ambición, la traición, la corrupción y la impunidad, como elementos indispensables para vivir en una selva donde la ley del más fuerte impera, donde la honestidad, la cordialidad, la fraternidad, el sentido común y el respeto a la vida misma, son elementos pasados de moda, que no sólo no hacen falta, sino también estorban, quienes aún creemos en lograr construir una sociedad justa, debemos de reforzar nuestras convicciones para enfrentar y ganar la embestida del egoísmo humano que el sistema económico mundial promueve.

En su libro “Patas Arriba” Eduardo Galeano explica con claridad, cómo es que el sistema capitalista ha promovido, desde el ámbito educativo, una cultura de miedo, incluso de terror, con la intención de hacer negocio de todas y cada una de las actividades del ser humano, despreciando por completo los principios elementales que toda sociedad debe garantizar a quienes la conforman.

Por su parte, Stephan Hessel, en su libro “Indignaos”, manifestó, también con claridad, el origen de los graves problemas sociales que hoy enfrenta la sociedad humana, siendo el principal de estos, la ambición desmedida de una clase social depredadora, ambiciosa y corrupta que no tiene más objetivo que el de apoderarse de las riquezas, tanto naturales como sociales (la riqueza generada por el ser humano en su actividad natural de producción), mediante un sistema financiero que privilegia los antivalores que hoy mantienen a la sociedad mundial en una crisis severa y de alto riesgo para la vida de quienes por desgracia habitamos un mundo plagado de arbitrariedades, injusticias e impunidad.

En su libro, Hessel identifica el principal problema y alerta a todos los ciudadanos del mundo sobre el grave riesgo para la vida humana, el cual es eliminar todos los beneficios sociales que durante el siglo XX, en casi todas las sociedades humanas, se lograron obtener para mejorar el nivel de vida y el bienestar social, con lo cual se pretendía dignificar la vida de todos aquellos seres humanos que, comprometidos con su sociedad, ofrecieran su vida laboral para el beneficio común, y toda vez que las condiciones físicas impidieran continuar con su labor, a la hora de retirarse, esas personas tuvieran una vida en el retiro laboral, digna, suficiente para satisfacer, son seguridad, sus necesidades básicas de alimentación y salud.

La realidad del mundo actual de un sistema social globalizado, apoyado por los medios masivos de información, nos debe de hacer entender que el modelo económico capitalista, por sus propias características y objetivos, está llegando al límite de la tolerancia social, ya que mediante mentiras, embustes y entretenimiento banal, manipula la voluntad popular, promueve la confrontación entre los integrantes de las sociedad, para que en el caos, se oculten las acciones depredadoras de un sistema al cual lo que menos le importa es la vida humana.

Entre todas las contradicciones del sistema capitalista, neoliberal, depredador, la que más destaca es la referente a la erradicación de la pobreza, de la brecha económica entre ricos y pobres, puesto que uno de los discursos más recurrentes del sistema neoliberal es la aplicación de miles de programas sociales para erradicar el hambre y la miseria de la faz de la tierra; sin embargo, conforme avanza el siglo XXI, la pobreza de la mayor parte de los seres humanos del mundo se incrementa a pasos agigantados, en la misma proporción en que la acumulación de riqueza, de unos pocos, aumenta, haciendo más distante y más profunda la brecha social, lo cual genera protestas sociales cada vez más fuertes, más numerosas y más agresivas, puesto que los gobiernos sumisos al sistema, en lugar de cumplir con sus obligaciones legales de atender las demandas ciudadanas, envían a las fuerzas represivas a controlar a todo aquel personaje que intenta que el pueblo entienda los motivos por los cuales, la mayor parte de los habitantes del mundo, vivimos en condiciones nunca antes imaginadas, así como con la visión de un futuro incierto.

ES CUANTO

Críticas y comentarios, se reciben en: larapeniche@hotmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s