Ex director de la cárcel se va, pero debe enfrentar denuncias

Por Luis Mis

 CANCUN.— Pese a que fue destituido desde el lunes en medio de una lluvia de acusaciones como extorsión, cobro de cuotas y encima cuatro denuncias penales, Salvador Reyes Muñiz apenas ayer por la mañana comenzó a retirar sus cosas personales de la oficina del director de la Cárcel Pública, que hoy estará en manos del General Brigadier retirado, Manuel Virigilio Morales Herrera,  ex comandante del 64 Batallón de Infantería en esta Ciudad.

Y es que no obstante de haber sido destituido por el secretario de Seguridad Pública en el Estado, Carlos Bibiano Villa Castillo, tanto Reyes Muñiz como su subalterno Lucrecio Velázquez Ramírez, aún tendrán que enfrentar las denuncias en su contra interpuestas ante la Subprocuraduría General de Justicia en la Zona Norte, por los delitos de lesiones en riña, luego de un sinfín de sonados escándalos que enfrentaron cuando estaban al frente de la penitenciaría.

A poco más de un año, Salvador Reyes Muñiz, capitán de la Fuerza Aérea Mexicana, retirado, (FAM) como director general del Centro de Reinserción Social, (Cereso) y Lucrecio Velázquez Ramírez, como subdirector general, quedan fuera de una vez por todas de las instalaciones, pero con ello dejan a la población carcelaria sumidad en un espiral de calamidades, desde el abuso sexual, la tortura a los presos, y las extorsiones y el chantaje que padecen los familiares de la población carcelaria.

De Reyes Muñiz, se esperaban cambios reales, hubo gran expectativa, pero nada cambió, y lo grave es que aumentó la extorsión, el chantaje así como el maltrato y la tortura para las internas y contra los presos.

Solapó todo tipo de conductas que laceraron a la población carcelaria y que además desató una serie de denuncias de familiares de los presos que padecen las extorsiones y chantajes de los miembros de “La Comitiva” que es conformada por delincuentes ligados a las narco células del crimen organizado y que controlan la cárcel, por encima de la cúpula directiva que les brinda impunidad.

Reyes Muñiz pasó a ser el primer alcaide amenazado a través de narco mantas que fueron halladas en la Región 230 y después en la Región 227, en donde se leía un mensaje dirigido directamente contra su persona, señalando su participación directa en acciones de la llamada “Comitiva” o “Autogobierno” que se adueñó de la cárcel, bajo la complacencia del ahora destituido general Salvador Reyes Muñiz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s