JAURÍA

Por Marcos Chi Cahun

 No cabe duda que el fin justifica los medios, es decir que la ambición de los políticos no tiene límites, al pretender continuar a la luz de los reflectores.

Y es que aunque se diga que el pastor ex presidente, y aunque Gregorio (Greg) Sánchez Martínez haya renunciado a la candidatura para ocupar una curul en el Senado de la República, lo cierto es que el pastor ya no convence ni siquiera a su propia congregación religiosa, más conocido como “gazmoño”, cuya definición se aplica a la persona que finge ser muy virtuosa o cuidadosa en cuestiones de moral.

Por tal motivo hoy se disputan la senaduría personajes de dudosa reputación como el regidor petista y yerno del pastor, Alejandro Luna López, así como la lady quintanarroense Luz María Beristain, conocida ampliamente por el escándalo que protagonizo hace un año en el aeropuerto internacional de Cancún, creo que todos recordarán este triste caso, pero el colmo de la ambición es la regidora Latifa Muza Simón; la ex primera regidora de la administración gregoriana y que se convirtió en usurpadora de la presidencia cuando sólo le tocaba ser “encargada de despacho” y no arrebatar un puesto que le correspondía a Jaime Hernández Zaragoza por derecho legitimo, tras haber sido suplente a dicho cargo.

Sin embargo todo parece indicar que Julián Ricalde Magaña será el ungido por el dedo democratizador de su presidente estatal, Emiliano Ramos Hernández, quien resultara favorecido como director de Cultura, cargo que ocupara en la administración anterior y del cual dejó mucho que desear, y es que seamos claros, los favores que se hacen se pagan y todo indica que el líder perredista está pagando una factura que tenía pendiente.

Triste realidad para una institución que está completamente desecha, la cual ha dejado de tener caducidad y representatividad, al no contar con los cuadros idóneos para los cargos de elección popular,  por lo que Julián Ricalde Magaña, al saber que tiene líos con las autoridades actuales, y que no representará ni a su partido y menos a la sociedad, sino que busca cobijarse con el fuero que la da Senaduría y de esta forma evadir la acción de la justicia. Más claro ni el agua.

Sin embargo aunque digan los perredistas que todos serán “uno”, lo cierto que eso es una falacia, ya que como es bien sabido cada persona del partido del sol azteca representa una expresión y entre ellos mismos se han dedicado a desmantelar lo poco que queda del perredismo local, lo que es totalmente contradictorio es que pretendan aceptar la imposición de Julián Ricalde Magaña y no hacer gestos, caras ni vetos, cuando a los perredistas lo que se les da son estas tres características, al hacer gestos y caras de las más variadas y ridículas maneras que tienen para ser el hazmerreir de la sociedad; y en cuanto al veto, son los primeros en vetarse a sí mismos.

Es indudable que solo aparentaran tener una falsa democracia, pero que finalmente prevalecerá como ya se dijo el dedo democratizador de Emiliano Ramos, cuando salga ungido su ex patrón Julián Ricalde, de tal manera que sólo se logra visualizar un panorama gris al interior de dicho instituto político, del cual sus propios afiliados se están encargado de desaparecer, si no es así, al menos que tengan la decencia de dar la cara al pueblo que engañaron durante las dos últimas administraciones, entiéndase que son las del gazmoño Greg Sánchez y su sucesor Julián, o ¿usted qué opina, amigo lector?, aunque lo cierto que las tribus perredistas están carentes de un Huey Tlatoani, ¿no es así?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s