Descarada corrupción en la Policía Municipal de Cancún

Por Luis Mis

 Jefe policiacoCANCUN.— La descarada corrupción que impera al interior de la Policía Municipal es comprensible debido al bajo nivel de preparación con el que cuentan la gran mayoría de los elementos incluyendo mandos medios  e inclusive al propio secretario, Arturo Olivares Mendiola, quien después de cuatro meses por fin pudo aprobar los exámenes de control de confianza que aplica la Procuraduría General de la República (PGR) para dicho cargo, y no obstante su desempeño aún queda en entredicho.

Y es que hay que recordar que su antecesor, Jesús Aiza Kaluf no pasó los exámenes y aún así permaneció en el cargo durante el trienio anterior, por lo que elementos de la Marina y del Ejército Mexicano, estuvieron vigilantes de las actividades que desarrollaba el entonces responsable de la seguridad de los benitojuarenses, como actualmente ocurre.

Cabe destacar que mediante un oficio con fecha del 4 de febrero pasado, el director general del Centro Estatal de Evaluación de Control de Confianza de la Secretaría de Gobierno del Ejecutivo del Estado, José Luis Rolando Cambambia Toledo, informó al Presidente Municipal que el Capitán 2º de Infantería Retirado, Arturo Olivares Mendiola, aprobó la aplicación de las evaluaciones de control de confianza y por ende fue ratificado en el cargo por el Alcalde Paul Carrillo de Cáceres, quien le tomó la protesta de rigor durante la IV Sesión Extraordinaria de Cabildo que se realizó la tarde del  jueves 6 de febrero en el Palacio Municipal.

Sin embargo, el desempeño del jefe policíaco, Mendiola Olivares, también ex director de la Policía Judicial en el Estado (PJE) deja mucho que desear, los robos a transeúntes persisten y la policía rara vez atrapa a los responsables, los infractores menores o con faltas administrativas son vilmente asaltados por los propios uniformados desde que van a bordo de la patrulla, se “cobran a lo chino” y además arremeten a golpes cuando los enardecidos ciudadanos, esposados e inutilizados, sólo les resta gritarles lo corruptos y “ratas” que se comportan, además de uno que otro insulto subido de tono, aunque es el único consuelo que les queda después de ser sobajados y pisoteados en sus derechos más elementales.

Queda en claro que a principios de este gobierno y apenas recién estrenado el titular de Seguridad Pública Municipal, el contubernio entre policías rasos con sus comandantes y éstos con sus superiores y coordinadores es una realidad, por lo que en estos días el pueblo le teme más a la policía que a los propios delincuentes.

Los esfuerzos han sido prácticamente inútiles ya que de 300 policías que han sido encauzados a exámenes de control y confianza para certificar que su labor esté apegada a todos los requerimientos de las leyes en la materia y cumplan las expectativas ciudadanas para prevenir el delito, si no han sido dados de baja es porque según el Sistema Nacional de Seguridad Pública, no pueden ser dados de baja porque deben “reprobar” el 80 por ciento de las pruebas (polígrafo, antidoping, socioeconómico) para ser considerados no aptos.

Por si fuera poco cabe señalar que, aún y cuando el Consejo de Honor y Justicia es el encargado de aplicar las sanciones a los elementos que den positivo al uso de drogas, oficialmente no son descalificados hasta no tener las pruebas completas.

En Quintana Roo, solamente el 10 por ciento de elementos de todas las corporaciones policiales del orden estatal y municipal han sido sometidos a la prueba del polígrafo, según datos aportados por el Sistema Estatal de Seguridad Pública.

Asimismo, en lo que va del año mil 798 policías han sido sometidos a pruebas toxicológicas y pese a que se han dado casos positivos de manera “extraoficial” no han sido dados de baja de la corporación por cuestiones legales y de corrupción extrema.

No obstante, la falta de personal que lleva a cabo las evaluaciones del polígrafo en el Centro Estatal de Evaluación y Confianza C-3 ha ocasionado que pocos elementos policiales hayan sido sometidos a esta prueba, lo que deja un resquicio para la duda ante la posible infiltración de la delincuencia en las corporaciones, sobre todo del crimen organizado; situación que en reiteradas ocasiones ha sido evidenciada tanto por el actual secretario de Seguridad Pública, Bibiano Villa Castillo, como por autoridades federales.

En conclusión, de los 31 estados y el Distrito Federal, Quintana Roo cuenta con la policía menos confiable del país, junto con entidades como Baja California Sur y Tamaulipas, según la información publicada por el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), dependiente de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s