La facturación electrónica hará competitivas a las Mipymes

Marco Erosa Cárdenas
Marco Erosa Cárdenas

CANCUN.— Lejos de ser  una carga la reforma fiscal es  una gran oportunidad para que se hagan más eficientes y más competitivas las empresas, pues a corto y mediano plazo será mucho más fácil hacer negocios de forma electrónica.

Marco Erosa Cárdenas, presidente de la Asociación de Desarrolladores de Software de Quintana Roo, advierte que con este esquema la ventaja no solamente va en el sentido de que habrá mayor certidumbre en las operaciones  entre empresas, sino que se van a evitar las facturas apócrifas.

Desde su perspectiva los negocios van a poder llevar un mejor control de sus ventas, tendrán reportes de cuánto cobran y cuánto gastan  porque también va a permitir tanto la emisión como la recepción  con control de gastos e ingresos.

Considera que esto último es  importante para las Pymes  porque actualmente se ve como una carga impositiva del gobierno.

Sin embargo,  lo que realmente hace la facturación electrónica  es lograr que muchas Pymes que seguían  trabajando de manera tradicional, que no llevaban controles, que no usaban  una computadora  ni llevaban un sistema contable, ahora lo hagan.

Recordó que el SAT da como plazo para qué las empresas que no han migrado  a la facturación electrónica, lo hagan a partir del primero de abril de este año.

Con esto  prácticamente 6 millones de empresas tendrán que entrar a este nuevo esquema de facturación electrónica que va a permitir una mayor fiscalización, sí, pero también una más fácil declaración de impuestos.

Contrario a lo que se piensa  no es un proceso caro; hay una aplicación gratuita que pone el SAT a disposición en su web, se llama  “Mi portal”, y desde ese sitio se  van a poder generar facturas  y recibos de nómina que les permitirán llevar su contabilidad.

Ahora, para las que ya tienen un volumen  más grande o quieren otro tipo de servicios, como emisión de recibos de nómina  que ofrece varias  opciones.

Pueden acceder a recepción  de reportes, control de pagos y dispersiones de nomina. Todos estos son servicios que una Mypime no tenía  y que ahora es posible  con un sistema administrativo que les cuesta desde 500 pesos al año.

La barrera que  Erosa  Cárdenas encuentra  en todo el proceso es que tienen que  disponer de una computadora y un internet o en su caso hacer uso de los negocios  de intenet para hacer sus facturas  “es ahí en donde yo veo que está la principal barrera de las Mipymes a incorporarse a este nuevo esquema de facturación”, comentó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s