Enfrentan con hombría el descenso en Atlante

MÉXICO.— Fueron crucificados por un delito en el que apenas estuvieron involucrados, aunque afrontan el castigo con hombría.

Los corazones azulgranas siguen exprimidos tras la consumación del descenso. Los futbolistas de Pablo Marini desconocen su futuro. De lo que sí están seguros es que la tragedia atlantista no sólo es su culpa.

“Ya se venía arrastrando desde años atrás y nos tocó [descender]”, lamenta el atacante Michael Arroyo, entrevistado vía telefónica desde Cancún, Quintana Roo. “Hay incertidumbre, porque los otros equipos no hicieron demasiados méritos para estar peleando, pero así es el futbol”.

“Estuvimos peleando con un puntaje muy bajo que no nos ayudó, pero gracias a Dios hemos escuchado muchas palabras de aliento por el trabajo que se hizo. El resultado nos dejó abajo, pero lo dejamos todo y no nos alcanzó”.

Se refiere a los terroríficos torneos de los Potros de Hierro durante 2013. Apenas sumaron 13 puntos en el Clausura y 12 en el Apertura, pírrica cosecha que les cobró factura.

El actual plantel suma 18, a tres de la zona de Liguilla.

“Cuando vine al Atlante, ya venían peleando con el descenso… Eso es lo que más afectó”, diagnostica el goleador. “El descenso se volvió crónico y es lo que nos pasó en esta temporada”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s