Como gángsters sicilianos actúan inspectores de Fiscalización en Las Palapas

Por Konaté Hernández

 CANCÚN.— En el Parque de las Palapas prevalece un ambiente hostil, plagado de irregularidades e incertidumbre, debido a que quienes ejercen el comercio formal e informal son amenazados con prepotencia y arrogancia por parte del personal de Fiscalización municipal.

Comerciantes afirman que viven en constante acecho, pues se cuidan en todo momento de los fiscales que solo están a la espera de ver a quien extorsionan y le quitan su mercancía, sino reciben lo que ellos piden, por el otro lado han demostrado su inconformidad debido a que hasta el momento no se ha solucionado el problema del ambulantaje, que lejos de hacerlo, tal parece que ni la Dirección de Comercio en la Vía Pública y menos aún su director ni el regidor de esta comisión, René Cicero Ordoñez, tienen intención de arreglar tal situación y al contrario se han dedicado a expedir permisos de manera indiscriminada.

La situación del Parque de las Palapas no es nueva, es un problema añejo pues ninguna administración municipal ha tenido la voluntad de darle solución, debido a que cada gobierno despoja a los que no les generaron votos para favorecer con permisos indiscriminados a su propia gente, sin importarles que haya algunas personas que ejercen este tipo de comercio, incapacitados para trabajar en una empresa, y que por ende son quienes sufren las consecuencias de que las autoridades despojen a todos de contar con un ingreso para el sustento de sus familias.

Por otro lado expusieron comerciantes formales e informales del Parque de las Palapas, que para erradicar el ambulantaje, las autoridades junto con los empresarios deberán de crear fuentes de empleo, que hasta el momento no ha habido, tampoco han tenido el interés para ello, y lamentablemente las empresas nuevas no contratan a estas personas, debido a que carecen de estudios básicos, aunque muchos no quieren prepararse para tener una mejor condición de vida, argumentaron.

Recordando un poco lo que otrora fue el Parque de las Palapas, fue remodelado por primera vez allá por los años 1996-1999, durante la administración de Rafael Lara, que si bien es cierto dejó inconclusa al menos la mitad del parque. Para el periodo 2005-2008, al término del gobierno de Francisco Alor Quezada, de manera apresurada deja lo que es hoy una plancha de cemento, sin árboles, con sombrillas de lona que calientan más que dar sombra; en tanto que durante la triste época del pastor presidente Gregorio Sánchez Martínez, éste o no tuvo intención de hacer algo y sólo se dedicó a dar sus sermones y favorecer a su gente con permisos desde luego indiscriminados. Y en cuanto a Julián Javier Ricalde Magaña, lo único que hizo, además de favorecer a su gente, fue construir una fuente que hasta el momento no se sabe cuál sea su utilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s