REVOLTIJO

Por Eloísa González Martín del Campo

 Millones salen de vacaciones

Llegó el fin y no me refiero al fin del mundo sino al del ciclo escolar. Sí, a partir del 15 de este mes millones de estudiantes y maestros en todo el país terminarán al menos de manera oficial el presente ciclo escolar que fue por demás complicado y estuvo plagado de faltas por supuesto sin justificación alguna. Cuando comenzaron las clases a mediados del agosto pasado los problemas comenzaron y hubo de todo un poco como en botica. Los mexicanos tuvimos que soportar marchas, plantones, manifestaciones y bloqueos por parte de un sector de maestros que inconforme decidió no dar clases como si sus manifestaciones no fueran suficientes lo que puso en peligro el ciclo escolar que está a punto de concluir pero desafortunadamente con múltiples problemas y quejas resultando siempre los más afectados los alumnos. Por lo pronto millones de maestros y alumnos gozarán de un mes de vacaciones a diferencia de otros años en los que en promedio eran dos meses pero con las modificaciones que se realizaron el nuevo ciclo escolar comenzará a partir del 18 de agosto e insisto de manera oficial porque en los hechos las cosas son muy distintas ya que una cosa es lo que se autoriza de manera “oficial” en nuestro país y otra lo que en realidad se hace y esto no sólo aplica al campo de la educación sino en todos los rubros. Por ahora las escuelas tanto públicas como particulares están en el cierre del ciclo escolar y lo que ello implica, es decir, entrega de calificaciones y documentos oficiales, clausuras, actos académicos, graduaciones y hasta festejos de fin de año quedando en el olvido que fue un pésimo año escolar y que los días efectivos de clase fueron muy pocos a diferencia de otros ciclos escolares. Con faltas o no la pregunta sería ¿el aprendizaje en este año fue el correcto para estudiantes de todos los niveles? Lo dudo mucho ya que las deficiencias en los alumnos son más que evidentes y además patéticas. Es imposible creer que estudiantes de primaria e incluso secundaria tengan faltas de ortografía garrafales y no sepan las reglas mínimas de ortografía se me revuelve el estómago cuando veo que alumnos de secundaria escriben con múltiples faltas de ortografía y lo más grave es que no les interesa corregirlas y como el caso de las graves deficiencias en ortografía podemos nombrar las que se presentan en las demás materias como matemáticas, ciencias, historia, geografía, en fin, la lista es muy extensa y lo único que nos queda es corregir esas faltas cuando las detectemos. El nivel académico de los estudiantes mexicanos es bajísimo y si a eso sumamos el alto costo que representa el inicio de un nuevo año escolar pues el panorama es caótico. Previo al arranque del nuevo ciclo (18 de agosto) los padres de familia tendrán que desembolsar miles de pesos entre uniformes, libros, útiles y calzado escolar y la situación se complica aún más cuando se trata de escuelas particulares en las que además de la colegiatura los padres de familia tendrán que pagar la inscripción que en la mayoría de los casos es elevada. Por ejemplo, para primero de secundaria en una escuela particular un padre de familia tendría que pagar un promedio de 12 mil pesos entre inscripción, libros, útiles, uniformes y colegiatura y si se tienen varios hijos resulta casi imposible mantenerlos en planteles privado debido a los precios exorbitantes que hay que pagar lo que provoca que un elevado porcentaje de alumnos que estudiaban en escuelas particulares ahora lo tengan que hacer en públicas y esto ocurre en todos los niveles educativos desde preescolar hasta la universidad lo que se traduce en una profunda crisis del sistema educativo en México. Esperemos que el año escolar que esta por iniciar sea mucho mejor que el que esta a punto de terminar y que la tan cacareada calidad educativa sea una realidad en nuestro país y que arranquemos bien las clases a diferencia del año anterior en el que las faltas superaron y por mucho a las asistencias. De acuerdo a la Secretaría de Educación Pública (SEP) se supone que para el año que iniciará están programadas 200 horas de clase y por supuesto varios de días de asueto ojala y se cumplan cabalmente en los planteles esas 200 horas de clase y que no queden en el aire como históricamente ha sucedido. Y quienes por desgracia no han tenido un respiro en estos días son los padres de familia a quienes se les juntarán los gastos de fin de curso con el inicio del nuevo ciclo y todavía hay muchos estudiantes que preguntan a sus padres ¿a dónde vamos a ir de vacaciones? Creo que salir de viaje en estos tiempos es un privilegio que pocos tendrán ya que la mayoría de estudiantes se tendrán que conformar si bien les va con visitar a sus familiares o visitar sitios de atracción en sus propios estados o ciudades quedando atrás los largos viajes al interior del país o incluso al extranjero eso ya forma parte del pasado para las mayorías. Un año escolar más que termina dejando enojo, desconfianza y muchos dolores de cabeza a los padres de familia. Mientras tanto, a disfrutar del período vacacional de la mejor forma posible y pos supuesto a descansar no sé de qué pero seguro que como buenos mexicanos descansamos. Para quienes no tendrán la oportunidad de viajar una buena opción son los cursos de verano en donde los menores casi siempre de entre 6 y 12 años tienen la oportunidad de desarrollar distintas actividades deportivas, artísticas, culturales y recreativas con la intención de aprender algo nuevo en forma divertida. Las opciones en el estado son varias así que no hay pretexto para no pasar unas vacaciones divertidas y hacer nuevas amistades en los mencionados cursos.

Avanza temporada de huracanes

Empezamos julio y la actividad e interacción de varios fenómenos meteorológicos se acrecienta en el país ocasionando todo tipo de desastres naturales hasta en los rincones más apartados de las 32 entidades federativas (estados). Resulta que tanto la zona del Pacífico como la del Atlántico ha estado plagada de bajas presiones, ondas y tormentas tropicales y hasta huracanes que se han acercado peligrosamente al país. Como resultado de esta intensa actividad climática en los últimos días se registraron severas inundaciones en la capital del país y en Acapulco se reportó el fenómeno conocido como “mar de fondo” que consiste en el impacto de grandes olas en la playa lo que provocó que el mar saliera de su cauce para inundar las principales avenidas del mencionado destino turístico y en consecuencia se generó un gran caos vial y un desastre en el centro del citado destino. Aunque ya se han registrado varios fenómenos climáticos en el país Quintana roo hasta el momento se ha escapado de algún impacto severo aunque no se descarta que en los próximos meses podamos vivir una situación de emergencia aunque esperemos que esto no suceda. Hay que tener muy presente que estamos en plena temporada de huracanes y los meses considerados de mayor actividad son de agosto a noviembre por lo que tendremos que estar muy pendientes de los avisos de las autoridades correspondientes en este caso a Protección Civil Estatal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s