EDITORIAL

La madre de todas las reformas, la energética, tiene serios riesgos que enfrentar para su implementación y operación, ya no hablemos de su consolidación, porque quizá no nos alcance la vida, tiene tres frentes que ir “combatiendo” con inteligencia, transparencia, honestidad y mucha ética, las cuatro cosas más difíciles de encontrar en el gobierno del nivel del que se trate, en primerísimo lugar, la solicitud que presentara la izquierda en base a una cantidad determinada de firmas de ciudadanos para que se lleve a cabo una encuesta o referéndum, durante las elecciones de junio de 2015, para que los ciudadanos aprueben la reforma o de plano la desechen por inconstitucionalidad, lo que ya tiene voces en contra, pero muy débiles, casi sin argumentos, mientras el PRD y MORENA, están basando toda su campaña política y seguramente sobre estos basarán la plataforma electoral de sus candidatos a diputados federales, para “amarrar” en forma más que “ideal” para sus fines políticos, la victoria de sus candidatos y la derrota del gobierno federal, echando para abajo la reforma energética, ya que también le apuestan a que los mexicanos no estamos convencidos de los beneficios reales de esta reforma y mucho menos de la sinceridad del presidente Enrique Peña Nieto y mucho menos del equipo político y empresarial que le acompaña, previendo que PEMEX se convierta en el negocio que los Carlos, Slim y Salinas, se agenciaron con privatizar a TELMEX… El segundo escollo casi va amarrado a este primero y es el de la inconformidad del medio rural en cuanto a la utilización de sus tierras para la exploración y explotación de yacimientos de petróleo que se pudieran dar o que ya se han dado como sucede desde hace varias semanas en el estado de Tabasco y en especial en los municipios de Cárdenas y Huimanguillo, zona eminentemente de influencia Lopezobradorista, donde “el Peje” inició su vida política nacional, desde donde salió para ir a conquistar políticamente el Distrito Federal y estuvo a casi nada de conquistar también políticamente el país, sólo en la zona petrolera de Cárdenas, unos 800 campesinos se apostaron en los pozos “Cárdenas 142” y “Cárdenas 164”, ¿y sabe Usted que reclaman?, la indemnización a propietarios de viviendas agrietadas a causa de las exploraciones para nuevos mantos petrolíferos, así como daños con la acción corrosiva de los hidrocarburos en techos, alambradas y demás instalaciones agrícolas, además de daños a la salud de los pobladores de esas zonas, la diputada local del PRD Verónica Pérez Rojas, es quien ha convocado y ha logrado que otros seis municipios se unan a los demandantes, si PEMEX no le entra a este “pequeño” problema para su tamaño de empresa, solucionándolo de raíz, tendrá serios obstáculos en lo anunciado apenas anoche, en la “ronda uno cero”, la que ya incluye un amplio programa de exploración de supuestos campos petroleros en la península, en especial en Quintana Roo, en la zona maya, lugar donde hace 30 años estuvieron explorando y supuestamente cerraron el sitio dejándolo como reserva de las muchas que hablaba el director de PEMEX, en este sentido, el PRD y MORENA le apuestan a mover a los campesinos en contra de la reforma energética, diciéndoles que “existe un proyecto de operación de la reforma energética, para establecer expropiaciones de terrenos ejidales, comunales y de pequeños propietarios, que ponen en riesgo de expropiaciones a 400 mil kilómetros cuadrados de tierras ejidales, comunales y de pequeños productores agrícolas, porque se incluyó la figura de expropiación por interés social, debido a que las actividades energéticas son de carácter estratégico y los empresarios privados en actividades de exploración y extracción de hidrocarburos tendrán preferencia en este nuevo marco jurídico, bajo el argumento de “expropiación por interés social”, la Secretaría de Energía armó una infografía de 13 estados y 265 municipios del país, donde se daría este tipo de acción avalada por la reforma energética y entre esos estados esta Quintana Roo”… El otro frente son las enormes dudas empresariales nacionales e internacionales en cuanto a los beneficios que obtendrían y los probables problemas que se generarían en la economía nacional… pero eso lo escribiremos mañana para que Usted lo lea con calmita…

QUINIELA… Mientras Luis Videgaray, el vicepresidente de México, que trabaja como secretario de Hacienda y Crédito Público del país, se iba de boca en el noticiero de Joaquín López Dóriga la noche del martes 12 de agosto, diciendo que ahora sí, el país crecería este año en un 2.7 por ciento, al otro día por la mañana, el Gobernador del Banco de México Agustín Carstens nuevamente salía a enmendarle la página sin decirle bruto, dejó las expectativas entre el 2 y el 2.8 por ciento de crecimiento para el presente año. Se ve que el gordito no quiere pelea y menos con tamaño “mastodonte político”, ante quien su peso corporal no es mayor al de una hormiga, mientras los mercados financieros se preguntan ¿“whatsapp?”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s