EL CONTRA INFORME DE LOS REGIDORES PRIISTAS DE MÉRIDA

Por Guillermo Vázquez Handall

 En el transcurso de toda esta semana, de hecho desde el lunes, los regidores priistas del Ayuntamiento de la ciudad de Mérida, están presentando a la ciudadanía de la capital del estado, lo que ellos mismos han denominado contra informes.

Esto en relación y referencia a la correspondiente presentación del segundo informe de gobierno del alcalde panista Renán Barrera Concha, evento que se celebrara mañana viernes.

En dicha ceremonia de carácter oficial, Barrera Concha además del recuento tradicional de acciones que en resumen se realiza en estas ocasiones, será particularmente insistente en un aspecto que es evidente, para él es fundamental.

El alcalde va a remarcar que su administración se ha caracterizado por su disciplina, austeridad, orden y transparencia, señalando que el de Mérida es el ayuntamiento mas auditado por los órdenes de gobierno.

Esto fundamentado en el resultado de al menos doce auditorias respecto del uso y destino de los recursos públicos, tema al que el alcalde panista querrá dar mayor realce.

Porque al final de cuentas ante la ausencia de obras trascendentales o en su caso anuncios espectaculares para lo que resta de su administración, privilegio este aspecto como su mayor logro.

En la práctica la honestidad no tendría por qué ser un motivo de presunción destacable, toda vez que se entiende que esta es obligación primaria del desempeño del ejercicio público.

Sin embargo tal vez ante la evidente carencia de otros conceptos, Barrera Concha se inclinara mas por el aspecto doctrinal que se relaciona con la probidad, que en la información puntual de acciones y logros.

Por supuesto que la honestidad es un argumento político de la mayor importancia, pero como ya lo apuntábamos, eso no tendría que ser por definición anunciado como un logro, mucho menos pretender que sea el mayor activo de un gobierno.

La rectitud es un compromiso de conciencia, un comportamiento exigible por el cual en todo caso el reconocimiento de la actitud tendría que provenir de la misma sociedad y no de quien la ejerce como una obligación de su desempeño.

Precisamente por ello llama la atención, que los regidores del Revolucionario Institucional de alguna manera interpelen anticipdamente el informe del alcalde, mas que por una obligación partidista o un interés electoral, que tiene su origen en su carácter opositor, sino con datos y cifras especificas.

Sin duda un buen ejercicio democrático que pretende contrastar la información, para señalar las diferencias y no estamos hablando solo de conceptos, sino de situaciones puntuales.

De hecho esta dinámica es precisamente el mejor modelo para redefinir la transparencia de la que tanto presume el alcalde priva en su administración, sin duda una herramienta de comparación muy útil.

Como lo señalo el aguerrido regidor priista Rubén Segura, quien en su oportunidad califico la prestación de los servicios públicos municipales como deficientes.

Rubén Segura acuso de incapaz a la administración, poniendo como ejemplo los sucesos acontecidos en la colonia Melitón Salazar, en los que los vecinos de la misma llegaron al extremo de manifestarse cerrando el transito, con el único fin apunto, de ser escuchados por la autoridad después de un año de haber solicitado ser atendidos.

Entre otros puntos Rubén Segura, se refirió a otras severas fallas como las pobres condiciones de seguridad e higiene en las que labora el personal de servicios públicos.

También respecto de las violaciones al reglamento de limpia y manejo de residuos solidos y de protección civil, comisión que por cierto preside el regidor Segura.

Pero el punto en el que mas fue incisivo, fue en la polémica decisión de cambiar la sede del carnaval de la ciudad, y en el que además exigió una explicación respecto del subsidio de mas de quince millones de pesos, para la realización del tradicional carnaval capitalino en las instalaciones de X Matkuil.

En conclusión lo que podemos observar entre las posturas del Presidente Municipal y los regidores priistas, es un amplio contraste de conceptos, porque mientras el alcalde presume de su honestidad en la aplicación de los recursos públicos, los regidores plantean que eso no es sinónimo de eficiencia.

Porque en su consideración, independientemente del destino del presupuesto, el ayuntamiento no ha sido capaz de cumplir con sus obligaciones adecuadamente y eso es lo que denuncian.

Como ya señalábamos, en el transcurso de la semana y en la medida que los demás regidores del Revolucionario Institucional, de acuerdo a sus áreas de especialización y competencia, han presentando sus respectivas alocuciones, seguramente el alcalde Barrera Concha tendrá mucho que responder el viernes.

Aunque que hay que decir que de alguna manera los regidores de oposición a su gobierno, le están haciendo un favor con los contra informes, porque le dan al presidente municipal, margen de respuesta previa.

Pero en adelanto y como conclusión parcial, lo que resulta interesante es el ejercicio que contrasta posturas y resultados, muestra de un ambiente democrático, que mas allá del interés electoral, es una dinámica que aporta, porque la critica no tiene que ser por definición parte de un enfrentamiento.

Por el contrario, es una herramienta para exigir resultados, para medir el alcance de lo que se ofreció contra lo que se ha cumplido y por supuesto lo que esta pendiente.

Twitter: @vazquezhandall

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s