EDITORIAL

Dice un dicho “no hagas cosas buenas que parezcan malas” que hoy es muy aplicable a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que dirige Luis Videgaray Caso, cuando hoy se conoce que esa Secretaría paga los sueldos de los empleados de “Oceanografía”, aquella empresa contratista de Petróleos Mexicanos (Pemex), que se envolvió en el escándalo al descubrirse un fraude de alrededor de 500 millones de dólares, ya que la cantidad exacta no la ha definido ni Banamex ni City Group su matriz en los Estados Unidos de Norteamérica, el director fue detenido y luego que siempre no, se le detuvieron y decomisaron barcos y no se supo más, luego de meses de quedarse en el limbo todo, hasta hacernos creer que ya no sucedería más, hoy tenemos la noticia que el grupo dueño de Interjet, será quien compre esa empresa y que en estos días se dará a conocer el monto y las condiciones de la compra, quien da la cara es Miguel Alemán Magnani y quien dice que no se rescatara a esa empresa es Videgaray Caso, pero mientras le sostienen el paso pagándole su sueldo a los empleados, para que estos no demanden y congelen la empresa con sus derechos que serian los primarios, entorpeciendo las operaciones de compra venta, mientras Banamex se rasga las vestiduras, el City Group viene y releva de manera más que sospechosa a Javier Arrigunaga Gómez del Campo quien presidía el grupo financiero Banamex en México y además era el presidente de la Asociación de Bancos de México, quien declara con total desfachatez de que está relax y que fue una decisión largamente meditada y que sin ninguna duda es secuela del fraude que realizaron los socios de Oceanografía al banco, mientras el grupo City Group, unos días antes del 2 de octubre, fecha de la “renuncia” de Arrigunaga, había dicho que todo estaba tranquilo y daba a entender que el presidente del grupo en México estaba seguro en su puesto… el tema grave de todo esto, es que Oceanografía se convierte en “la puntita del iceberg” de un movimiento que entre los grandes inversionistas y empresarios de este país, ya es “vox populi”, los grandes tiburones van a sacar a los “cazones” del negocio de Pemex, para esperar a los grandes inversionistas internacionales, todo con la ayuda de Pemex y de la Secretaría de Hacienda, lo extraño es el descaro, empezaron con el “grupo Interjet” donde el socio principal es el jefe de Videgaray, o sea Pedro Aspe Armella, mismo que inicia el procedimiento, vayan limpiando a la empresa defraudadora, no le den más contratos, péguenlos a la pared y “nosotros” entramos a salvar a la empresa y le damos seguridad a Pemex que tendrá el servicio que “Oceanografía” le daba… son los grandes rescates de los negocios quebrados por razones validas o por presiones de ya no hay más contratos o simplemente por decirle a los bancos, las facturas de los contratos de esas empresas, ya no tienen liquidez en los bancos, así que mejor negocien y vendan a buen precio, porque solo los fuertes, los poderosos, los ligados al poder, podrán seguir con Pemex y tener el enlace “empresarial” con los internacionales, donde ahí si hablaran en dólares y en euros… así Pemex será un súper negocio… pero para los mexicanos? o solo para los socios de los del poder?…

Quiniela… El PRD se empantana cada día más en Guerrero, se le enredan los tiempos y el perdón que fue a pedir Carlos Navarrete a Iguala, Guerrero, por haber elegido a ese presidente municipal aun y con los avisos de René Bejarano y de su esposa “la Padierna”, con antecedentes conocidos por todos los de la región, ha hecho decir al flamante nuevo presidente, que se investigara a todos los presidentes municipales actuales y que enviara sus listas de precandidatos para que entren al control de confianza del gobierno federal para saber sino están ligados con el narcotráfico, mientras en Cancún se le vuelve a aparecer el narcotráfico pero ahora en la figura de Julián Ricalde Magaña, que quiere presidir el PRD en la entidad y ser candidato plurinominal a la diputación federal, para blindarse por sus antecedentes escandalosos como presidente municipal de Cancún además de haber sido señalado en las últimas semanas por sus nexos con Héctor Beltrán Leyva “el H” y de manera más que señalativa detienen en estos días a Carlos Alessandre Ricalde Barocio, ligadísimo a Beltrán Leyva, que por sus apellidos no sólo liga con Julián Ricalde, sino que todo indica que es de la zona… De veras que tiene que esculcar bien a sus precandidatos Carlos Navarrete, tarea titánica, mientras le pasan muy cerca las balas de sus oponentes y de los enemigos de “los chuchos” que ya son suyos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s