LA PRIMERA ECONOMÍA MUNDIAL, QUE NO LA DE MAYOR PIB PERCÁPITA

Por el Borrego Peludo

 Hace pocas horas la noticia inundaba las redes: antes de lo previsto el valor monetario de bienes y servicios producidos en China, durante un período determinado, superaba al de EEUU. Eso la convierte en la primera economía mundial.

Hace unos años, no muchos, era impensable que algo así ocurriera. Sólo Japón había logrado acercarse, superando por cierto a la unificada Alemania, Gran Bretaña y Francia. Pero finalmente el gigante asiático acortó distancias y por poner un ejemplo hace poco Obama se hospedó en un hotel propiedad de una empresa china.

A los hurras de victoria debe anteponerse el límite de un análisis reflexivo. La República Popular China produce más bienes y genera más servicios que cualquier otro país, pero debe ser dividido su importe entre todos sus habitantes para disponer del per cápita que sirve para comparar la verdadera riqueza entre unas naciones y otras.

Que el PBI y su per cápita pueden ser engañosos no es secreto y por ello los organismos internacionales han inventado el Indice de Desarrollo Humano, es válido, pero no obstante el per cápita sigue siendo elemento a tomar en cuenta.

Si en China no hubiese millonarios seguramente a cada persona le tocaría en la práctica un poco más de riquezas, pero ya los hay, y muchos. Por lo tanto no es ilógico asumir que para ocupar el lugar cimero a nivel mundial, en cuanto a distribución de la riqueza, le queda mucho a China por recorrer pues poco menos de uno de cada cinco habitantes del planeta es chino.

Pero China, desde la Reforma, ha sido capaz de enderezar su rumbo, no sin esfuerzo ni dejando de violentar incluso derechos, como el de cualquier matrimonio obligado a tener sólo un hijo, pero con una tenacidad incuestionable.

Los próximos años son decisivos en estos empeños. El acercamiento a Rusia firmando convenios billonarios, el fortalecimiento de alianzas estratégicas como la que los une también a Brasil, India y Sudáfrica, la búsqueda de suministradores y compradores seguros en cualquier rincón del mundo, pueden aportar el impulso final.

No por gusto, hace muy poco, el recibimiento al Premier chino en Berlín fue de muy altísimo nivel, y claro después negocios por varios miles de millones.

Así se mueve el mundo. Aspiremos a que las riquezas sigan en aumento, y que algo le toque a los que por mucho viven lejos del per cápita de su país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s