LA SOLUCIÓN AL PROBLEMA

Por el Borrego Peludo

 El Señor Rafael (Rafi) Eitan, quien fuera director adjunto de operaciones de la Mossad durante 25 años, dijo hace muchos años: “Si no eres parte de la solución, entonces eres parte del problema”. Un Presidente de EEUU, quizás parodiando en algo al hebreo fue un poco más allá al sentenciar, dicho en otras palabras, que quienes no estaban afiliados a su causa estaban en contra.

La máxima expresada por el famoso experto en servicios de inteligencia, contrainteligencia y acciones encubiertas, resulta para muchos aplicable no sólo al ámbito de su esfera de actuación sino también a cualquier otra de la vida. Es una forma de decir que el punto neutro no existe, como tampoco el simple observador a distancia, o que quien contempla la corrida taurina desde las barreras ya ha tomado partido a favor del torero.

Tales aseveraciones sólo pueden conducir a pensar que la única verdad es la sostenida por nosotros y que el resto de la muy amplia humanidad simplemente debe sumarse so pena de ser tratados como problemáticos o enemigos.

Pudiera parecer desde un simple tecnicismo hasta una muy sólida declaración de principios. Pero no es ni lo uno ni lo otro.

Cuando nos apropiamos del derecho de ser los únicos capaces de ser los depositarios de la verdad, y por tanto capaces de encabezar los grupos llamados a encontrar soluciones, nos acercamos al concepto de estar “iluminados” o “predestinados” para cumplir con el objetivo de imponer esa, nuestra verdad, al precio que resulte necesario. Los demás, esos han de sumarse o perecer.

A estas alturas del desarrollo humano, donde ya ni siquiera los más feroces comerciantes niegan que una buena negociación es aquella donde ambas partes ganan, parece incomprensible querer someter a todo  discrepante.

Si una región, fácilmente describible como nación, desea segregarse ha roto no un cordón umbilical sino intentado mellar un poder para el cual se está con él o simplemente contra él o es un elemento que por no ser parte de la solución es un problema.

Lo mismo aplica en situaciones domésticas de unos u otros países. Si usted o su grupo no forma parte de la solución prevista para el narcotráfico o la criminalidad entonces recibirá el mismo trato de quienes representan el problema real, o se alinea con el poder o le aplastan junto con los criminales.

Dado lo anterior ha surgido el término de criminalización, convertir en criminales a parte de las víctimas o a quienes ven soluciones que no son las oficiales.

Hasta los fascistas supieron reconocer que quebrar una vara es fácil, pero si están convertidas en un haz resulta imposible fracturarlas. Lo usaron a su manera, sumaron millones a su causa para luego caer en el propio error de criminalizar a los discrepantes.

El ser humano posee la inteligencia necesaria para discernir, encontrar caminos correctos, buscar su verdad. Buena obra sería convertir nuestras sociedades en amplios escenarios de debates donde de forma real y no ficticia los consensos fuesen los que determinaran las conductas a seguir.

Pero los consensos no se pueden obtener en una plaza donde se impide la entrada a quienes no califican como ciudadanos honorables por su origen, posición social, sexo, preferencia sexual, raza, nivel de desarrollo humano, o cualquier otra razón. La asamblea debe ser incluyente, pública, abierta al diálogo sincero, y ella misma irá educando a todos los participantes para cada vez más jugar un papel útil.

Muchos miran al cielo, al monte, a la montaña, y buscan recibir desde cualquiera de esos sitios la sabiduría y la paz. Busquemos en nosotros mismos y pongamos manos a la obra para aglutinar voluntades en busca de una verdad que tal vez no sea la que nosotros mismos pensamos conocer, entonces todos seremos parte de la solución y nadie estará en nuestra contra aun cuando inicialmente no estuviésemos del mismo bando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s