EDITORIAL

Y Angélica Rivera salió a explicar cómo adquirió esa propiedad llamada “la Casa Blanca”, la cual fue adquirida por conducto de un constructor que tiene muchos compromisos adquiridos con el presidente Enrique Peña Nieto, ya que fue su constructor preferido en el sexenio en el que gobernó el Estado de México, donde se documentan aproximadamente 36,000 millones de pesos en obras, lo que se antoja increíble que con tal cantidad de obra, únicamente hayan pactado una casa con valor de 54 millones de pesos a nombre de la esposa, hay suspicacia por la relación, pero hay más dudas porque se dio en el marco de una cancelación de un contrato de obra que tendrá una penalidad muchísimo mayor que el valor de esta casa, pero que se leyó con la siempre duda del pueblo mexicano y que puso a la pareja presidencial en una situación bastante incómoda, puesto que los sucesos de concatenaron y relacionaron con el reportaje de Carmen Aristegui y su equipo, publicado en el momento exacto para causar más daño, ya que esa casa fue fotografiada y publicitada en marzo de 2013, en un reportaje que le hicieron a la primera dama del país y que la revista Hola de México, difundió ampliamente, pero el momento exacto es cuando esa empresa que vendió la casa estaba en el consorcio que ganó un multimillonario contrato de construcción de un tren que se llevó entre las rieles hasta a los chinos, obviamente que la revista proceso acompañó el golpe y lo difundió en contubernio con Aristegui y equipo que la acompaña… El vocero de la Presidencia de la República, estando el presidente y su esposa en el viaje a China y a Australia, salió a decir que esa casa era parte del pago de emolumentos de la señora Rivera de Peña, cuando era actriz muy exitosa de fotonovela en Televisa, lo que hacía que se enredaran más las cosas, ya que si televisa le paga a algunos de sus artistas con propiedades o con algún otro elemento de pago, resulta una gran fraude fiscal, ya que se evita pagar impuestos bastante elevados en pagos directos, siendo por medio de un bien, eso le evitaría el pago de impuestos importantes tanto a una empresa como a otra… Indudablemente que este reportaje hecho de “mala leche”, causó un daño importante a la imagen de la pareja presidencial, la respuesta puede ser cuestionada pero era necesaria, tanto la señora Rivera de Peña y el mismo Enrique Peña han dado la cara y eso es importante, es particularmente inédito porque no se había dado esta exposición de la esposa de un presidente de la República en este país, aclarando algo que es más que claro, porque una casa de 54 millones o de 88 millones en esa zona de la ciudad de México abundan, adquirida y comprada por personajes con ingresos mucho menores que ellos, o simplemente una casa que cualquier líder obrero o magisterial, o dirigente de algún partido político pueda tener u obtener sin decirnos de donde se hizo de “mulas Pedro”, porque lo que se llama escándalo, escándalo, es lo que hemos visto del gasto y propiedades de los hijos del líder petrolero y senador Carlos Romero Deschamps o el saber cómo vivía Elba Esther Gordillo, que se manejaba con dos jets, uno para viajar y el otro para despistar, que tiene casa en una de las zonas más exclusivas del estado de california en estados unidos y que vale mucho más que la llamada “Casa Blanca”, sin que con esto queramos decir que no estuvo bien que se diera el reportaje, porque provoco algo que servirá de ejemplo nacional y se cuidaran políticos y dirigentes que pueden ser exhibidos… Y no duden que la filtración saldrá de donde debe de salir para bajar la espuma de la ola que cubrió a Los Pinos…

Quiniela:… El gran perdedor del “caso Ayotzinapa”, es el puerto turístico de Acapulco, será extremadamente difícil que Acapulco vuelva a ser lo que ya fue, lo tienen bien claro los empresarios y también los trabajadores que han perdido empleos, ingresos por propinas y una serie de ventajas que tenían con el puerto lleno de turistas, este fenómeno le está ocurriendo a Acapulco desde que empezó a elegir a perredistas como sus autoridades, las colonias y sus dirigentes se hicieron el “harakiri”, porque al final de cuentas son sus maridos, sus hijos y sus parientes los que están perdiendo esos empleos que les daban seguridad y bienestar a sus familias… Acapulco tardará en reponerse y el problema mayor es que todavía no toca fondo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s