EDITORIAL

A Enrique Peña Nieto se la están cobrando y en serio, porque el estar en medio del pleito entre Televisa y Carlos Slim, tiene y conlleva los riesgos que está resintiendo, lo de Ayotzinapa es grave y tiene muchas aristas, pero quien lo abanica y lo mantienen vivo a base de dinero, es alguien que tiene recursos inagotables y sabe cómo usarlos, Carlos Slim está siendo señalado desde los Estados Unidos de Norteamérica, como el interesado en poner contra la pared al principal aliado de Televisa y a quien le ha echado a perder uno que otro negocio más que jugoso, al presidente de la República, quien trae el compromiso con Emilio Azcárraga, desde que sellaron el pacto que lo llevó a la Presidencia de la República desde el gobierno del Estado de México, en esos tiempos se llegó a conocer que el convenio de publicidad que el Estado de México tenía con Televisa era de 800 millones de pesos al año, para armar, operar y tener siempre al gobernador Enrique Peña Nieto a cuadro en las horas y noticieros más importante de su transmisión, así vimos pasar también la telenovela de su enamoramiento, de su boda y de lo que siguió para mantenerlo en las encuestas como el mejor prospecto del PRI y así llegó a la candidatura, el mejor director programático de Televisa estaba las 24 al servicio de Peña Nieto, quien no salía a escena, llámese desayuno, reunión o gira si no se le decía con qué ropa ir, qué decir y entresacar el párrafo que debía de pasar Joaquín López Dóriga en la noche o Carlos Loret de Mola en la mañana, también a qué programas del corazón o de análisis debía de asistir el prospecto, cómo ubicar la cámara para que salga su mejor Angulo, que se vea más alto, más guapo, más fuerte, aunque últimamente lo han dejado que se vea enfermo, tenso, casi al punto del llanto… Pero en todo este tiempo de aproximadamente ocho años que ha tenido ese proyecto político, también se han pisado callos y los negocios de televisa se han ensanchado, al grado de que TV Azteca prefirió aliarse con ellos a seguir en el enfrentamiento, ni qué decir de Milenio que incluso interactúa con televisa en “tercer grado” abiertamente, ahí participa su director Carlos Marín y su estrella Ciro Gómez Leyva, por otro lado, no se metieron con un manco, Carlos Slim quería su canal y no lo dejaron, le abrieron las comunicaciones y ahora Televisa y TV Azteca tienen como ofrecer también el servicio de telefonía, o sea, tocaron al monstruo y este respondió, financiando a los que enfrenta a Peña Nieto, dándoles los recursos necesarios para sus movilizaciones y hacer creer que son disidentes de hueso colorado, enfrentados con el sistema y radicales los que están operando contra el presidente, cuando también se sabe de las alianzas de Andrés Manuel López Obrador con Slim Helú, quien en el gobierno de AMLO pudo comprar casi todo el centro histórico del Distrito Federal, sin más límites que su estrategia a largo plazo… Ahora bien, a Peña Nieto se le juntan las mulas y lo ahorcan, porque no sólo son los escándalos callejeros auspiciados y financiados, sino esta también la caída del precio del petróleo a nivel mundial, así como la ya inminente devaluación del peso frente al dólar que cerró a más de 15 pesos por dólar la semana, así como el nuevo escándalo de la casita de Malinalco de su consentido Luis Videgaray Caso… Ya estaba llena la casa y parió la abuela…

Quiniela:… Luis Videgaray no puede ocultar el sol con un dedo, claro que la casita que le compro al grupo que encabeza Juan Ignacio Hinojosa, íntimo amigo del presidente Peña Nieto y que en el sexenio de éste en el Estado de México, fue un contratista que obtuvo obras por más de 36 mil millones de pesos y sabe usted quien era el secretario de hacienda del estado y le pagaba sus estimaciones de manera preferente e inmediata?, atino usted, era Luis Videgaray, el que dice que compro la casa de Malinalco que es una zona exclusiva y con campo de golf, en solamente 7 millones y medio de pesos, lo que cuesta un departamento modesto en la ciudad de México, que no es un tráfico de influencias ni existe nada raro, porque lo compro en septiembre de 2012, dos meses y fracción antes de que tomara posesión Peña Nieto y que él tomara posesión de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, por lo que no tenía cargo público en ese momento, tratando de decir que no tenía las influencias, cuando en este país y fuera del mismo, se conocía con certeza la relación entrañable que tiene con el presidente de la republica y que se menciono su nombre como secretario de hacienda, desde el momento en que peña nieto fue candidato y se aseguro una vez que pasaron las elecciones de julio de ese año… Así que no nos venga con el cuento de que no era funcionario y no tenia influencias, era y es uno de los hombres más influyentes en México y el más cercano al presidente, sin ninguna duda… ¿A quién trata de engañar?…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s