REVOLTIJO

Por Eloísa González Martín del Campo

 Celebración en grande

Como cada año millones de mexicanos celebramos a la Virgen de Guadalupe. De acuerdo a datos recientes se estima que tan sólo en la Basílica de Guadalupe en la capital del país acudieron poco más de siete millones de fieles a dar gracias por los favores recibidos o a pedir algún milagro  y para lo cual llegaron cientos de peregrinaciones procedentes de distintos puntos del país. Nada absolutamente nada incluso ni la violencia extrema que vivimos fue impedimento para que millones de mexicanos se armaran de valor y salieran desde sus municipios, comunidades, pueblos y ciudades para congregarse en la Basílica Guadalupana el pasado 12 de Diciembre sin importar el intenso frío que se sintió en ciertos puntos del país a consecuencia de los frentes fríos que han impactado el territorio nacional. Los comerciantes también hicieron los suyo el pasado día 12 ofreciendo todo tipo de productos y artículos para festejar tan importante fecha para todos los mexicanos. En nuestro estado (Quintana Roo) los comerciantes ofertaban cuadros e imágenes de la Virgen de Guadalupe, veladoras, trajes de Juan Diego y de la Virgen para los más pequeños, es decir, todo lo necesario para una celebración en grande. Lo que también se dio en grande fueron los conflictos viales debido al paso de las peregrinaciones pero para fortuna este inconveniente solo se dio de manera momentánea.

Origen del festejo

Narran los historiadores que todo comenzó en la época prehispánica hacia el año de 1531, en los primeros días de diciembre cuando el indio Juan Diego caminaba por el cerro una Virgen se le apareció y le pidió que fuera a ver al Obispo, en ese entonces Fray Juan de Zumárraga, y le expresara su deseo de que se construyera un Templo en su nombre en el cerro del Tepeyac. Juan Diego sin dudar fue a ver al Obispo quien no le creyó y mando que regresara al día siguiente. Al día siguiente regresó y el Obispo después de hacerle varias preguntas le pidió que para creerle le tendría que llevar una señal. Juan Diego se lo expresó a la Virgen quien le dijo que regresara al día siguiente para darle la señal, pero ese día Juan Diego no pudo regresar porque se quedó todo el día con su tío Juan Bernardino que se encontraba a punto de morir. Al día siguiente Juan Diego salió a buscar a un sacerdote para que preparara a su tío para la muerte, y en el camino se le apareció la Virgen quien le dijo que no temiera y que fuera a la punta del cerro a cortar unas flores, siendo que en ésa época del año no se daban flores, Juan Diego las encontró, las cortó y las guardó en su manto; bajó y la virgen las tomó en sus manos y le pidió que se las llevara al Obispo en señal de su petición. Juan Diego las llevó frente al Obispo, le contó todo lo que había oído y visto; y después de extender su manto y sacar las flores se dieron cuenta que la imagen de la Virgen María había quedado impresa en la tilma (manto) de Juan Diego. Sin duda el Obispo mandó construir un templo en el nombre de la llamada Virgen de Guadalupe, en esa época también conocida como Tonantzin o madre de todos los Dioses. Juan Diego regresó a casa de su tío Juan Bernardino y se dio cuenta que se había curado, ya que la virgen también se le apareció a su tío y le hizo el milagro de salvarlo de la muerte y curarlo. Desde estas líneas una gran felicitación a las Lupitas en su día y me incluyó ya que mi segundo nombre es Guadalupe.

Detectan 62 casos de cáncer de mama

En su más reciente informe hace unos días los Servicios Estatales de Salud dieron a conocer que las campañas de prevención y detección oportuna de cáncer de mama resultaron exitosas en la entidad al dar a conocer que de enero a noviembre se realizaron 25 mil 68 mastografías. Al respecto, el secretario estatal de Salud, Juan Ortegón Pacheco, señaló que en el 2013 se realizaron 13 mil 463 mastografías que en comparación con las cifras de este año indica que un total de 11 mil 605 mujeres más acudieron a realizarse el mencionado estudio con el fin de prevenir el cáncer de mama. Hay que recordar que las mujeres que se encuentran dentro del grupo de riesgo (de 40 a 69 años de edad) se deben realizar la mastografía por lo menos una vez al año y las que se encuentran entre 25 y 39 años deben acudir al menos una vez al año a su centro de salud para realizarse los estudios de exploración mamaria y detectar de manera oportuna el cáncer de mama en particular en aquellas con familiares que tuvieron  el mencionado padecimiento. Al respecto el secretario estatal dijo que en caso de que se detecte una bolita, cambios en la piel de las mamas o salida de líquido a través del pezón la mujer deberá acudir de inmediato a la unidad médica más cercana o a la UNEME DEDICAM para la realización de una mastografía. Por otra parte, dio a conocer que en lo que va del presente año se detectaron y confirmaron 62 casos de cáncer de mama por lo que de inmediato se canalizó a dichas pacientes  a las instituciones médicas correspondientes para iniciar el tratamiento lo antes posible. Quintana Roo fue la primera entidad en contar con una Unidad Médica Especializada en la Detección y Diagnóstico de Cáncer de Mamá  (UNEME DEDICAM) y el único actualmente en contar con dos las cuales trabajan de 7 de la mañana a 9 de la noche de lunes a viernes. La UNEME DEDICAM Cancún se ubica en la región 248, Manzana 11, lote 1110, en Villas del Mar III, sobre la calle Paseo de las Amapolas. Para hacer  una cita las interesadas pueden llamar al teléfono 5 68 04 24 o bien acudir personalmente. La UNEME DEDICAM Chetumal se ubica en la carretera Chetumal–Bacalar. Para hacer una cita las interesadas pueden llamar al teléfono 983 10 5 83 62 o acudir personalmente. Para la realización de la mastografía las pacientes deben presentarse puntualmente a su cita, recién bañadas, llevar ropa de dos piezas, sin desodorante ni perfume, cabello recogido y sin alhajas. Estimadas lectoras si tienen 40 años o más y aún no se realizan la mastografía es momento de hacerlo y no perder un minuto más ya que al tratarse de nuestra salud en todos los casos siempre será mejor la prevención y no dejar para después el cuidado de nosotras mismas. Así pues en este ajetreado diciembre hagamos un espacio en nuestra apretada agenda de ocupaciones y acudamos a la UNEME DEDICAM que nos corresponda (Cancún o Chetumal).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s