REVOLTIJO

Por Eloísa González Martín del Campo

 Complicada Navidad

Para millones de mexicanos esta Nochebuena y  Navidad será una de las más difíciles en los últimos años y no es para menos ya que como dicen por ahí el horno no está para bollos. El panorama se vislumbra poco más que caótico y lejos de mejorar para el 2015 la situación para los mexicanos de todas las clases y condiciones sociales empeorara. La situación económica de las familias va de mal en peor y simplemente en estos últimos días del 2014 no hay quien aguante las indiscriminadas alzas de precios en productos y servicios incluyendo por supuesto los llamados básicos. Así pues, la canasta básica sencillamente no existe, vaya pues, desapareció y ahora productos básicos y no básicos suben de precio como la espuma  dejando a millones de hombres y mujeres que tienen que mantener a sus familias que en la mayoría de los casos resultan numerosas con las manos atadas y si bien les va comiendo una sola vez al día y en muchos casos pasando varios días sin alimentos. Las continuas alzas a los combustibles, luz, gas, alimentos, ropa, calzado, medicamentos, servicios de salud  y colegiaturas ponen al borde del abismo a miles para quienes esta Navidad será oscura y triste. El colmo del cinismo fue el reciente aumento general de 4.2 por ciento a los salarios mínimos que autorizó por unanimidad El Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami). Con el irrisorio aumento a los salarios mínimos en la zona geográfica “A” que incluye al Distrito Federal el incremento será de 2.81 pesos, mientras que, para la zona “B” será de 2.68 pesos, respectivamente. Para la zona “A” el salario mínimo diario será de 70.10 pesos y para la zona “B” de 66.45 pesos  aumentos que regirán a partir del primero de enero del 2015 perdiendo el salario mínimo en los últimos 30 años el 70 por ciento de su valor.

Miserables salarios

¿Tendremos los mexicanos una Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo? Por supuesto que no y lejos de pensar en los regalos, cena s navideñas, posadas, brindis y demás fiestas la mayoría piensa en cómo será  el año que está por comenzar, para quienes tienen hijos como harán para mantenerlos y brindarles lo mínimo necesario, de dónde se conseguirá el dinero para pagar servicios básicos y de pilón pensar en la posibilidad de que se presente una enfermedad porque entonces habrá que ir con el médico lo que implica comprar medicamentos que dicho sea de paso están carísimos. Otro punto que se habrá de tomar en cuenta es la posibilidad de perder el empleo y ser despedido del trabajo en un pestañazo claro me refiero para aquellos que aún tienen el privilegio de tener trabajo toda vez que millones simplemente no lo tienen. Quintana Roo se ubica en la zona geográfica “B” lo que significa que el salario mínimo para la entidad será de 66.45 pesos diarios cantidad que prácticamente no alcanza para nada. De acuerdo con las más recientes cifras oficiales la población económicamente activa de México es de 52.4 millones de personas de las cuales 33.4 millones son subordinados o remunerados (con salarios desde el mínimo) y 11.2 millones son trabajadores autónomos. Asimismo, 3 millones son trabajadores sin un pago fijo, 2.1 millones son empleadores o patrones y 2.74 millones son desempleados. Con los nuevos salarios un oficial de albañilería ganará en el siguiente año 102.20 pesos, un costero (a) para confección de ropa en talleres o fábricas obtendrá 90.50 pesos al día, un reportero (a) en prensa diaria impresa ganará 210.05 pesos al día, un recamarero (a) en hoteles y moteles su salario será de 88.60 pesos y un vendedor(a) de piso de aparatos de uso doméstico obtendrá 93.20 pesos. A la crítica situación económica por la que atraviesan los mexicanos habrá que sumar otra rayita más al tigre y me refiero a la inseguridad que prevalece en todo el territorio sin excepción alcanzando niveles de violencia nunca antes vistos en algunos estados y ciudades en los que por supuesto habrá que incluir a Guerrero y Michoacán sin hacer a un lado al resto de la República en donde también se cuecen habas. En estos últimos días del año la seguridad nacional ha sido endeble y cada vez se deteriora más al punto de registrarse cruentos enfrentamientos en varios puntos del país dejando una gran cantidad de muertos y heridos repercutiendo seriamente en algunos destinos turísticos como Acapulco (Guerrero) en donde empresarios, hoteleros, restauranteros y comerciantes no encuentran la salida y lo único que piden es que se restablezca el orden y la paz en la entidad (Guerrero) para que puedan mejorar las ocupaciones hoteleras y por supuesto las ventas. ¿Vacacionar en estas fechas? Ni pensarlo ya que los inconvenientes superan  y por mucho a los beneficios. Considero que lo mejor será pasar la Nochebuena y Navidad en el hogar en compañía de nuestros familiares más cercanos, evitar hacer gastos innecesarios, con el pago de aguinaldos ahorrar al máximo para el siguiente año, pagar deudas pendientes y de ser posible evitar viajar ante la inseguridad que impera en todo el país sin excepción alguna. Lamentablemente los tiempos de abundancia y prosperidad ya pasaron y ahora tendremos que abrocharnos el cinturón y actuar con más cautela en todos los sentidos. Me encantaría estimados lectores (as) desearles una Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo pero en esta ocasión no puedo hacerlo debido al desastre económico, social, de seguridad, ambiental y hasta político por el que pasamos y sólo me queda desearles que tomen las decisiones más acertadas y que puedan superar de la mejor forma posible lo que se avecina para el año entrante y todo indica no será nada positivo. A pesar de que nos esperan tiempos muy complicados lo que no podemos perder son los buenos deseos y sentimientos que experimentamos para nuestros seres queridos y amigos y aunque las carencias en estos días sean muchos tenemos que conservar una pizca de positivismo y pasar de la mejor manera este enorme bache que se nos presenta a fin de año (alzas indiscriminadas a productos y servicios básicos, inseguridad y violencia extrema).Ante la triste Navidad que nos espera tendremos que dejar a un lado el consumismo y perdón que insista queridos lectores tendremos que comprar sólo lo necesario olvidándonos de los regalos y cenas ostentosas esos tiempos quedaron atrás y sólo para el recuerdo y lejos de progresar los mexicanos vamos para atrás como los cangrejos aunque no nos guste pero es la realidad que vivimos todos sin excepción ya que la crisis económica y social golpea a los distintos sectores y clases sociales de distintas formas pero todos salimos raspados. Hace unos días la Junta de Gobierno del Banco de México aseguró que la economía mexicana se encuentra acechada por riesgos entre ellos la inseguridad en particular el caso Ayotzinapa y la inestabilidad en los precios del petróleo así como la fuerte depreciación de la moneda. Sin duda está será una de la más tristes y desangeladas en los últimos años pero lo que si les puedo desear y en abundancia queridos lectores es salud para ustedes, sus familiares y su más cercanas amistades. Recordemos que no hay nada más valioso como el hecho de estar saludables así que cuidémonos estos y todos los días y evitemos los excesos en los alimentos y bebidas particularmente las alcohólicas. Espero que tengan una buena Navidad más no excelente porque sería muy ambicioso de mi parte pero con que la pasen bien y en familia en estos tiempos de crisis ya es más que suficiente.  Y para cerrar con broche de oro los festejos pongamos en marcha sencillas recomendaciones como no manejar cansados mucho menos en carretera, no conducir en estado de ebriedad, colocarnos los cinturones de seguridad, si salimos cerrar bien nuestro hogar y asegurarnos de que las luces navideñas estén apagadas, tener a la mano los números de emergencia, seguir las recomendaciones de los guardavidas en caso de acudir a la playa y no descuidar a los niños en particular en lugares públicos al estar más expuestos a ser sustraídos (robados).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s