Greg y Villatoro, como dos marranas pelean por la mazorca

CANCÚN.— La luna de miel duró poco en el Partido del Trabajo. Unos meses después de que Gregorio Sánchez Martínez y Hernán Villatoro aparecieran sonrientes en conferencia de prensa para anunciar la incorporación del “clan Greg”, con todo y su fundación Todos Somos Quintana Roo y recursos a favor del PT, el presidente municipal retiró su capital político y económico luego de enterarse que Villatoro Barrios favoreció sólo a su gente en las precandidaturas a diputados federales.

Esta situación dio lugar a una fuerte discusión entre ambos personajes, pues el ex edil montó en cólera al ver que en las fórmulas no aparecieron su yerno Alejandro Luna, ni gente cercana como Enrique Baños, Mel Rivera ni su esposa Niurka Sáliva.

Con esto Villatoro Barrios demuestra una vez más que sólo ve por sus intereses personales y los de su círculo más cercano, los incondicionales que siempre están a su servicio para que siga siendo el mandamás del Partido del Trabajo en Quintana Roo, del que ha hecho su negocio personal para beneficiarse con puestos de elección popular y espacios, principalmente en el municipio de Benito Juárez.

El dirigente petista negó rotundamente espacios a Greg Sánchez y a su gente, bajo el argumento de candidaturas de “unidad” surgidas en un acuerdo nacional, con lo que logró una vez más beneficiar a su pareja sentimental Lorena Martínez Bellos, quien llevará a Laura Ivette García en fórmula en el Distrito 03, mientras que Mauricio Morales Beiza, otro de sus incondicionales, irá en fórmula con Amador Domingo Vázquez en el Distrito 02; y en el Distrito 01 los beneficiados por Villatoro Barrios son Miroslava Reguera Martínez y su suplente Sara Vázquez Estrada.

Y a pesar de que Hernán Villatoro dijo que no hay ningún rompimiento ni fractura con Alejandro Luna, de quien aseguró que se comprometió a seguir trabajando como militante y aportando a la campaña, la realidad es que Gregorio Sánchez no lo dejó participar para castigar al líder del PT y el capital político del que dispone el ex alcalde no apoyará al oportunista petista.

Y como en esta ocasión el Partido del Trabajo no irá en alianza con el Partido de la Revolución Democrática (PRD) ni con ningún partido de la “chiquillada”, Villatoro Barrios seguramente se las verá negras para obtener las ansiadas curules federales de San Lázaro, a donde él mismo pretende llegar por la única vía por la que es capaz de lograr posiciones: la plurinominal, estrategia que hasta la fecha le ha dado dos veces la diputación local, por lo que se ha convertido en un verdadero dinosaurio vividor de la política y del sistema electoral, al amparo de un partido donde la militancia repudia el acaparamiento de candidaturas para él y para su gente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s