Remberto y Ludivina, las cartas del “Niño Verde” en Quintana Roo

CANCÚN.— Remberto Estrada Barba, quien espera la ratificación de su partido para convertirse en candidato a diputado federal en el Distrito 03, tiene como único mérito haberle demostrado fidelidad al “Nino Verde” y compartir con él la vida nocturna de Cancún, mientras que Ludivina Menchaca, que aspira a ser candidata plurinominal, se ha caracterizado durante su gestión como delegada de la Profepa por defender los intereses de empresarios depredadores del medio ambiente en el estado.

La jugada del PVEM consiste en llevar de suplente de Estrada Barba a Berenice Polanco para cumplir las aspiraciones partidistas de convertirlo el próximo año en candidato a la presidencia municipal de Benito Juárez, con lo que la ex regidora y actual diputada local subiría a la curul en San Lázaro.

Es decir, en unos pocos años Remberto pasaría de haber sido acompañante de francachelas de Jorge Emilio González Martínez en los antros de Cancún a “flamante” presidente municipal del municipio turístico más importante del país, si es que se concretan los planes del mandamás del Verde.

Además el PVEM presume de haber tenido un crecimiento exponencial en el estado y de que en las elecciones federales de este año se convertirá en la tercera fuerza política, con la expectativa de rebasar el 10 por ciento del voto a nivel nacional.

Mientras todo esto sucede Estrada Barba deberá esperar al 28 de febrero, cuando su partido lo ratifique como candidato a diputado federal por el Distrito 03.

Pero el amigo personal del “Niño Verde” y protegido de Ludivina Menchaca dejará un muy gris trabajo en el Congreso estatal, donde hasta ahora no ha hecho nada a favor de los quintanarroenses en la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático, y ni siquiera ha regresado a su distrito a agradecer el voto que lo llevó a ese puesto.

Lo lamentable del PVEM es que no haya tomado en cuenta el trabajo de mejores cuadros, como José de la Peña Ruiz de Chávez, quien ha hecho más méritos y demostrado más capacidad tanto a su paso como diputado local como en su actual puesto de secretario del Ayuntamiento de Benito Juárez.

Por su parte Ludivina Menchaca Castellanos se ha caracterizado por defender los intereses de fuertes grupos empresariales, pues no ha resuelto las denuncias que se han interpuesto cuando se trata de los grandes capitales.

La actual delegada de la Profepa arrastra un historial político turbio a lo largo de más de 10 años. Baste recordar que cuando era regidora en Benito Juárez le dio la espalda a quien la impulsó a obtener ese puesto, Juan Ignacio García Zalvidea “Chacho”.

Después, a su paso por la Cojudeq, se dedicó a obtener recursos que le sirvieron para su campaña rumbo al Senado, donde al integrar la Comisión de Límites su actuación fue nula en el conflicto limítrofe de Quintana Roo con Campeche, el cual quedó archivado y la controversia constitucional continúa.

Una de sus últimas muestras de inoperancia ha sido al frente de la delegación de la Profepa, donde con lujo de violencia con el apoyo de elementos de la Marina se detuvo a 16 ejidatarios en la isla de Holbox, sirviendo a intereses de empresarios que pretenden construir un complejo turístico del cual la flamante delegada espera recibir ganancias.

El PVEM, único partido verde en el mundo que defiende la pena de muerte y no protege al medio ambiente, al menos en Quintana Roo, llevará como candidatos a personajes cuyo trabajo no avala el nivel de responsabilidad que se espera para representar a los quintanarroenses en la Cámara de Diputados federal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s