En el PAN los de siempre lo quieren todo

logo panCANCÚN.— Detrás de los discursos de unidad y armonía que pregonan los dirigentes estatal y municipal del PAN se encuentran las ambiciones de los personajes cupulares de siempre, que no permiten que la militancia ejerza su derecho a participar en los procesos electorales, lo que ha sumido a este partido en una crisis interna de la que no se habla, pero que se ha reflejado cada vez con más fuerza en cada elección.

Desde que perdió la elección presidencial en 2012, el Partido Acción Nacional parece que también perdió la brújula, pues se ha visto envuelto en fuertes discusiones y críticas internas, como las recientes protagonizadas por Felipe Calderón y Juan Molinar Horcasitas y Gustavo Madero con Javier Lozano, que sólo reflejan el nivel de desacuerdos que impera al interior.

El blanquiazul se ha conformado con ser un partido segundón, sin que le importe si gana o no en elecciones, mientras los personajes de siempre puedan seguir perpetuándose en el poder, siempre y cuando les toque algo en el reparto del presupuesto nacional. Se ha convertido en el más ferviente exponente de la partidocracia, utilizado por sus dirigentes para su beneficio personal.

Todo ello se refleja en la pérdida de fuerza y de militantes, que ven cómo su partido reserva las candidaturas a los de siempre y acota sus derechos partidistas.

Un ejemplo de ello son las tan ambicionadas candidaturas plurinominales, que todos quieren porque les da la oportunidad de llegar a una curul sin mover un dedo y con ello seguir manteniéndose del presupuesto.

Entre los suspirantes se encuentran José Hadad Estefano, Patricia Sánchez Carrillo y Trinidad García Argüelles, que han pasado por la legislatura local y ahora quieren dar el salto a San Lázaro.

Patricia Sánchez Carrillo ha sido cuestionada por la misma militancia panista por negarse a hacer campaña cuando ha sido candidata a algún puesto de elección popular, como ocurrió cuando aspiraba a convertirse en presidenta municipal de Benito Juárez. Fue tal su apatía y falta de empatía con los militantes y los ciudadanos benitojuarenses, que sus mismos compañeros de partido terminaron por darle la espalda y su campaña terminó en un rotundo fracaso.

José Hadad Estefano también fue candidato a presidente municipal, en Othón P. Blanco, y es otro claro ejemplo de personaje panista que se ha conformado con ser segundón, pero con el privilegio de seguir entre los pocos que acaparan candidaturas en cada elección y de ser parte de la cúpula que mueve los hilos dentro del partido.

Trinidad García Argüelles es actualmente diputada local pero arrastra fuertes acusaciones de corrupción, nepotismo y desvío de recursos durante su paso en la presidencia municipal de Lázaro Cárdenas, cuya administración está sujeta a revisión por parte de la Auditoría Superior del Estado, por un faltante de 35 millones de pesos en la cuenta pública de 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s