ICONOCLASTA

Por Moisés Valadez Luna

 ¡Ay! comenzaron las campañas políticas y empieza el calvario de millones de mexicanos que no podremos sustraernos a escuchar o ver lo que los partidos políticos van a publicitar.

Ni modo que no se lea o se oiga algunos de los 11 millones 500 mil anuncios que de enero a febrero se transmitirán y que multiplicados por 30 segundos nos resulta que son 345 millones de éstos utilizados para enajenarnos.

Desde luego que cada partido escoge una parte de la realidad que nos quiere presentar, no todo es mentira, pero las percepciones y la forma en que se presentan son la oferta al sector social que se quiere convencer.

También está la parte publicitaria que cae en el absurdo, la que pretende encontrar carencia de inteligencia en el pueblo:

Empecemos con el Revolucionario Institucional con ese spot en el que se asume como público de Memo Ríos y nos brinda aplausos, un servidor se pregunta ¿para qué me sirven los aplausos tricolores? y desde luego que la respuesta es que me sirven para una chingada.

Sería mejor un salario mayor, menos impuestos, bajar el precio de la gasolina, gas, luz, transporte, que un buen de cosas fueran menos costosas que un pinche aplauso de los priistas.

Luego sigue el del PAN que nos invita a cambiar y nos cuestiona sobre sí podemos hacerlo, claro que una parte del pueblo lo puede hacer, pero eso de podemos me sonó a manada, manada no mama…a, bueno para el caso es lo mismo, como decía sí podemos pero no se puede incluir a los políticos actuales ni a los empresarios conservadores, despóticos y explotadores: parafraseando el spot de marras de los azules preguntaría ¿a poco no?

El PRD ya no tiene voz, faltaba más que todavía quisiera tenerla, ahora es el eco de los que se quejan del sistema, lo peor es que es la parte del spot menos creíble ¿desde cuando le di o le dio el pueblo su voz a los amarillos? por algo el spot fue registrado con el nombre “Queremos tu voz” y a cuenta de que se la voy o se la va a dar un pueblo que solo ve como lucran con la oposición simulada que desde hace tiempo, por no decir siempre, tienen como distintivo en su actuar cotidiano.

El otro que también está jalado de los pelos es el de los “turquesitas” que termina con que son “A huevo”, bueno cada quien se adjetiva como se le da la gana.

Así por el estilo sumamos una gran parte de lo que es nuestro país, la forma en que los políticos y sus publicistas pretenden seguir robándose el dinero del erario, mientras que muchos de los mexicanos vivimos un decaimiento económico tan drástico que sólo podría encontrase un punto de comparación por allá en los tiempos de la colonia, la etapa posterior a la independencia o durante la época porfiriana.

Si juntásemos los anuncios veríamos como se contradicen entre todos los actores políticos: trabajo contra desempleo, progreso versus retroceso, derechos frente a ilegalidades, honestidad frente a bienes inmobiliarios o licitaciones fraudulentas.

Y todo dentro de la realidad, lo grave es que no hay macro reformas encaminadas a resolver los problemas económicos, jurídicos, sociales, educativos.

Mucho tiempo, 345 millones de segundos, desperdiciado, que podría aprovecharse de mejor manera, por ejemplo para incitar el cambio personal, el transformarnos en los mexicanos que decimos ser: trabajadores, honestos, entrones, inteligentes,educados,sabios.

Bueno creo que le voy hacer al Mahoma: Sí los de arriba no cambian entonces cambiemos los de en medio y los de abajo.

Seamos honestos en nuestro accionar cotidiano, ya no más tranzas en la sociedad civil, al fin debemos darnos cuenta que unos cuantos pesos no nos van a sacar de la pobreza, en cambio una nueva cultura hará que pronto encontremos soluciones para deshacernos de los malo políticos y del empresariado explotador.

Sostengo lo publicado hace meses, la corrupción está en todos los que tienen alguna oportunidad de hacer una tranza, hacer política ensalzando al pueblo, demagogia pura, es la práctica que ha caracterizado a la política de nuestro país, insisto es momento de la autocrítica a todos los niveles, pero pareciera que los políticos son “contreras” en vez de corregir la utilizan con más vehemencia.

Hasta mañana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s