ICONOCLASTA

Por Moisés Valadez Luna

 Por allá del año 1994 un profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana nos decía que los empresarios ya poseían la creencia de que habían aprendido a gobernar y que era el momento de entrarle a la política.

Día a día veo y creo que todos los interesados en el tema también lo perciben, que los candidatos empresariales, ya sean dueños de negocios o subalternos van en aumento.

Lo malo es que esa creencia (de ya saber cómo gobernar) es falsa y han contribuido a ensuciar, la de por sí, manchada política nacional.

Una gran parte de la enseñanza que pasa a ser cultura es lo que se aprende en la familia, en esta hay al menos tres espacios que piensan y actúan diferentes: la familia empresarial, la política y la común.

El traslado del  pensamiento empresarial a la política es uno de los aspectos menos tratados en los medios, pero es uno de los que más daño han hecho y sí le sumamos a los políticos que se vuelven empresarios la cuestión empeora.

Durante un tiempo Pedro Joaquín Coldwell fue uno de los primeros hijos del mayor magnate empresarial de Quintana Roo en llegar a un cargo político, lo hizo bien en un estado que tenía pocos problemas.

Lo grave se presenta desde que se aburrió de no hacer nada y regresar a la política, hoy se anuncia que al menos seis mil trabajadores de PEMEX irán a engrosar al ejército, pero no el de verde olivo, sino de desempleados.

Ya varios han mencionado lo mal que le salieron las cosas a Peña Nieto con sus reformas y su impacto que ha tenido en la sociedad.

El pleito cupular Salinas vs Atlacomulco está de pronóstico reservado, creo que ya metieron, no una sino las dos patas, no hay vuelta atrás la crisis económica solo se resuelve con mayor endeudamiento.

Y es que son los intereses empresariales los que dictan y hacen la política en estos tiempos.

Ya no existe el contrapeso, sobre todo en los niveles locales, en donde el líder político paraba la avaricia del empresariado que es peor (históricamente hablando) que el enriquecimiento de los políticos.

Este gran escenario nacional que se constituye de la suma de un gran número de escenarios locales, tan difícil de amalgamar en un texto, se verá en las próximas elecciones, el problema es que muchos o al menos un servidor hace tiempo que ya se cansó de votar por el menos malo.

He utilizado el voto según las coyunturas, primero el de castigo, después el de la esperanza, el del descontento (anulándolo) y así hasta el abstencionismo he llegado, hoy ya no encuentro una razón para participar.

Y es que la verdad soy fanático de la definición de democracia que se lee en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en su artículo tercero: “Sera democrático, considerando a la democracia no solamente como una estructura jurídica y un régimen político, sino como un sistema de vida fundado en el constante mejoramiento económico, social y cultural del pueblo”, peor está el INE que la considera como la simple emisión de un voto.

Y los empresarios cómo la consideran: fácil como un negocio.

Hasta mañana.

P.D. http://www.etcetera.com.mx/articulo/politico_pobre_…/34495/#.VOtVhlpBjRg.facebook

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s