El PT compra a ex militantes perredistas

CANCÚN.— Es tal el deterioro de la imagen de Hernán Villatoro Barrios como dirigente estatal del Partido del Trabajo que ni en su partido creen en él, ya que no cuenta con el apoyo de las bases y ni se diga de la sociedad, donde no es conocido por nadie que no sea su gente cercana o familiares de él o de Lorena Martínez Bellos, por lo que para tratar de posicionar al partido y a su propia imagen recurre a la compra de ex líderes perredistas con buena reputación en Quintana Roo, como es el caso de Hugo González Reyes.

En el proceso electoral las promesas serán sin duda una constante como estrategia de campaña y Villatoro Barrios la ha comenzado a aplicar desde ahora, pues con tal de allegarse a gente que lo apoye ha ofrecido puestos, como si de una agencia de colocación se tratara. Claro, este apoyo no será gratuito, pues hay dinero de por medio, pues nadie arriesgaría su imagen por un personaje que ha sido criticado hasta por los mismos militantes del PT, por ejercer un poder tiránico junto con su pareja sentimental, Lorena Martínez Bellos, a quien ha hecho dos veces regidora en Benito Juárez, además de dirigente del partido en este municipio y actualmente candidata a diputada federal en el Distrito 03.

Es así como vemos a Hugo González Reyes, el reciente “fichaje” del PT, aparecer en spots de televisión en los que personajes de este partido reproducen el discurso de la defensa de los intereses del pueblo y de los trabajadores, lo cual su líder estatal no ejecuta en la práctica, pues ha obtenido posiciones para él y sus allegados gracias a negociaciones políticas.

González Reyes y su grupo de ex integrantes de Izquierda Democrática Nacional (IDN) del PRD ejemplifican la compra de militantes al mejor postor y se les verá trabajar en el actual proceso electoral a favor de los candidatos del Partido del Trabajo, luego de que la renovación de dirigencias en el sol azteca provocara una desbandada que ha fragmentado más a la izquierda, situación que en lugar de beneficiar pone en la cuerda floja a ambos partidos para las elecciones del 7 de junio.

Villatoro Barrios le apuesta a la buena reputación de Hugo González para tratar de levantar la campaña electoral que iniciará el próximo mes de abril, pero a cambio le ha prometido a éste una plurinominal, sin embargo habrá que ver si le cumple, pues el mismo Villatoro, quien acapara candidaturas en cada proceso, pretende llegar a San Lázaro por esta vía.

Con esta estrategia busca también sumar adeptos, dado que dentro de su propio partido ha crecido el descontento de los militantes de base en su contra, por la forma como ha manipulado al partido durante años, sosteniéndose como dirigente estatal y beneficiado a su gente cercana, sin posibilidad de aspiraciones para la militancia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s