CUBA, LA APERTURA A CAMARA LENTA

Por Koldo Castillo

MarielLA HABANA.— Tras el inesperado anuncio del 17 de diciembre pasado en que los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama y de Cuba, Raul Castro, anunciaron, cada uno desde sus respectivos despachos, la intención de ambos países de restablecer las relaciones diplomáticas mutuas, a cinco meses de esa fecha comienzan a removerse los escollos para que el proceso avance, especialmente al eliminar Obama a Cuba de la lista de países que promueven el terrorismo, la presencia por primera vez de una delegación cubana en la Cumbre de las Américas de Panamá y la entrevista directa entre ambos mandatarios durante la misma cumbre.
El Lobby ultraconservador Cubano-americano en la Cámara de Representantes y el Senado de Washington (Bob Menendez, Marcos Rubio e Ileana Ros-Lehtiner) chilló, gritó, amenazó y se resistió a aceptar la medida presidencial destinada a normalizar las relaciones con La Habana, pero a pesar de atrasar el proceso todo lo posible, no han logrado contar con el apoyo mayoritario ni de republicanos ni demócratas para detener el proceso. Curiosamente, una delegación de gobernadores republicanos de los estados limítrofes con el rio Missisipi, considerado como el granero de América, son los más interesados y activos para normalizar los negocios con la isla.
El ataque directo de la administración Obama al gobierno de Venezuela al declararlo como “un peligro para la seguridad de Estados Unidos”, también ha venido a enturbiar el proceso en estos meses. Era ilógico pensar que el gobierno cubano iba a abandonar al de Venezuela en un momento así, y lo mismo ha sucedido con los mandatarios de los países que recibieron todo el apoyo económico de Caracas y que ahora se volcaron a apoyarlo. Así, en la Cumbre de las Américas, tanto Rafael Correa, por Ecuador, como Evo Morales por Bolivia y el mismo Raúl Castro por Cuba estuvieron al lado de Nicolás Maduro, exigiendo a Obama que retirara el decreto presidencial contra la Revolución Bolivariana.
Ahora, tras el ligero deshielo en las relaciones, ambos países estudian los problemas técnicos de abrir ambas embajadas, por lo que el primer paso en la normalización de relaciones parece que ya se ha dado.

Los negocios antes que la política

El interés de ambos países de volver a hacer negocios es más que evidente. Las visitas de delegaciones de Cámaras de Comercio de al menos 15 estados de la Unión, se han dejado ver por La Habana y han sido recibidas por Rodrigo Marmierca, Ministro de Comercio Exterior e Inversiones Extranjeras.
Los norteamericanos quieren vender productos agropecuarios, como arroz, piensos o pollo en un mercado que hasta ahora no recibía ningún tipo de crédito, ya que los cubanos tenían que pagar sus importaciones por adelantado, pero también pretender adquirir lo que actualmente produce la isla o pudiera llegar a producir de recibir nuevas inversiones, como langosta, camarón, ron, o tabaco.
Por otra parte, las nuevas inversiones están comenzando a llegar a Cuba. En la Zona “Especial” de El Mariel, el nuevo puerto industrial creado como Zona Libre a 40 kilómetros al oeste de La Habana, ya están fluyendo las empresas extranjeras, e incluso estos días se aprobó la creación de la primera empresa 100% de capital extranjero, que va a ser una española, HOTELSA, dedicada a la industria auxiliar de la hotelería. Otras, como Camacho, propiedad de catalanes también han sido autorizados a tener su propia red de producción y distribución de perfumería y productos de aseo en la isla.
Inversionistas brasileños están apostando por el petróleo, el gas, los puertos, el sistema ferroviario de la isla; los rusos por las termoeléctricas y petroquímicas; los argentinos por la ganadería y producción de leche y los mexicanos con industria del vidrio, cemento, química y pintura. Las inversiones ya están llegando y a mediano plazo la estructura industrial de la isla va a sufrir un cambio sustancial.
Por otra parte, más de medio millón de trabajadores cubanos se independizaron del gobierno y están trabajando libremente en los sectores más básicos, como restaurantes, cafeterías, talleres mecánicos, pequeñas fábricas de embutidos, de helados, de elaboración de muebles o zapatos. Son todavía intentos artesanales, pero rápidamente van a crecer de tamaño y representan el nacimiento de la pequeña y mediana industria cubana.

Internet, clave en la apertura

El gobierno Obama está echando toda la carne en el asador para mostrarse amigable con el gobierno cubano. Lo que sí es indiscutible es que las administraciones norteamericanas, tras 56 años sin poner derrocar al gobierno de la Revolución, ahora han dado un cambio de timón y se acercan a la isla por otras vías.
Cuba, que no se encuentra conectado a ningún sistema de cable telefónico submarino, que carece de servicio de banda ancha para establecer el servicio de internet, ahora recibe las propuestas y promesas de Washington de que contará con todo su apoyo para que pueda recibir un ramal del cable Columbo que atraviesa el Atlántico desde Europa y cubre todo el continente americano, además de otros troncales. Es decir, que le van a proporcionar el servicio de banda ancha , lo que vendrá aparejado con la llegada de todas los gigantes de la informática, y claro está, con ello el control de la información por parte de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional) norteamericana.
El gobierno cubano, que sabe perfectamente que no puede seguir negando a su población el acceso al servicio de internet, está barajando hasta dónde y de qué forma está dispuesto a hacer esta apertura y todo parece indicar que en la isla se producirá una presencia limitada de internet siguiendo el modelo de China. Ya lo había manejado el ex ministro cubano del Interior, Ramiro Valdés “INTERNET es un León y hay que tenerlo amarrado”.
Por otra parte, opositores al régimen cubano, han intentado aprovechar los vientos de cambio que soplan sobre el país caribeño para hacerse ver. La respuesta del Ministerio del Interior ha sido fulminante y han sido silenciados, ya que el mayor error que cometieron estos grupos fue recibir financiación desde Estados Unidos, lo que de hecho les hace dependientes de las agencias americanas y muy fácilmente atacables por parte del régimen cubano.
El panorama se va clarificando y todo hace prever que las reformas se acelerarán en el ritmo y que cada vez será más difícil una vuelta atrás, a pesar de que sectores ultraconservadores, como la Fundación Nacional Cubano-Americana, el Directorio Democrático y la organización terrorista Alfa 66, cubano americanos que están haciendo todo lo posible por que descarrile el proceso.
OPINIONES A: koldocastillo@hotmail.com

Un comentario en “CUBA, LA APERTURA A CAMARA LENTA”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s