El PAN, sumido en el caos y conflictos internos

Por Barbara Barquet

Joel EspinozaCANCÚN.— En la recta final del actual proceso electoral los panistas ven pasar los días sin que su candidato a diputado federal en el Distrito 03, Joel Espinoza, sea capaz de levantar simpatías, pues prácticamente solo los antiguos militantes lo apoyan, por ser el elegido del actual dirigente estatal, Eduardo Martínez Arcila, y de su predecesor, Sergio Bolio Rosado, quienes intentan evitar la debacle panista en las urnas, mientras que dejan sin apoyo a Fabiola Ballesteros y a Mahmud Chnaid, abanderados en los distritos 01 y 02, respectivamente. Seguir leyendo El PAN, sumido en el caos y conflictos internos

Anuncios

Se reduce atención en el Hospital General por falta de aire acondicionado

José Bolio RosadoPLAYA DEL CARMEN.— Los servicios de atención a los pacientes en el Hospital General de Playa del Carmen se redujeron en un 50 por ciento, debido a la falta de aire acondicionado en el inmueble, que cuenta con 42 personas hospitalizadas, informó el director del Hospital General de Playa del Carmen, José Bolio Rosado. Seguir leyendo Se reduce atención en el Hospital General por falta de aire acondicionado

Conversando con Julieta: crónica sobre una mexicana en La Habana

Por N. Mario Rizzo Martínez

(Corresponsal de UNQR para el Caribe)

LA HABANA.- El domingo pasado tuve la oportunidad de conversar con Julieta durante cuatro horas bajo la sombra de una frondosa mata de mangos en una casa campestre ubicada en las afueras de la ciudad. Obviamente no se trata de la Julieta que gracias a la literatura, el teatro y el cine ha pasado a la posteridad como la enamorada joven dispuesta al mayor de los sacrificios al ver el cadáver de su amante junto a ella.

Ante mí estuvo una hermosa mujer, próxima a cumplir el venidero 2 de julio los 89 años con total plenitud de facultades y llena de energía y sueños. Conversadora infatigable, interlocutora inteligente, humilde al extremo de no desear ser entrevistada, expuso sus experiencias tal cual pudieran disfrutarse en un bien facturado filme sin gota de ficción.

Esta Julieta es una mexicana-cubana que hace años labora en la Embajada de Cuba en Ciudad México, adjunta vitalicia al Agregado Cultural, poseedora de una exquisita cultura, Licenciada en Historia del Arte, políglota, revolucionaria comprometida y amante de Cuba. Se encontraba en la isla para recibir un importante premio otorgado por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, que recibió de propia mano de Miguel Barnet, el destacado intelectual cubano que preside esa organización, y gracias a amigos comunes pude llegar a su presencia.

La conversación fluyó sin un guión previo, avanzando y retrocediendo en el tiempo, sin grabaciones ni notas, pues Julieta no deseaba ser entrevistada, pero dispuesta a narrar hechos recogidos, unos en la historia y otros poco conocidos o totalmente desconocidos.

Lo primero fue saber cuándo y cómo entabló relaciones con el cubano Carlos Maristani, nacido en la ciudad de Matanzas en el seno de una familia de pedagogos. Supe que se vieron por primera vez a fines de la década de los años 40 del pasado siglo cuando ella, aún muy joven, laboraba en una dependencia oficial de Ciudad México, en la cual se ofrecía un homenaje a aquel cubano que había representado a su país en una reunión continental sobre comunicaciones, donde se opuso y aglutinó a su alrededor a otros delegados para impedir se aprobaran políticas que favorecerían a los EEUU en detrimento del resto del continente al sur del Río Bravo.

Ella no le brindó mucha atención pues al terminar la ceremonia iría con unos amigos a disfrutar de un paseo, pero él quedó totalmente prendado, le siguió y le ofreció su tarjeta para quedar a la espera de una llamada que nunca se produjo. Pero Maristani removió cielo y tierra hasta localizarla nuevamente e iniciar una amistad que en breve se transformaría.

Idas y venidas entre La Habana y el DF, llamadas telefónicas, mensajes y correspondencia, permitieron llegar a un noviazgo que Julieta prometió convertir en matrimonio tan pronto terminara sus estudios en Nueva York, donde debía continuar su carrera de Historia del Arte. En 1950 ocurrieron ambas cosas.

Amor en tiempos de la Revolución

Carlos Maristani había sido nombrado Ministro de Comunicaciones en el gobierno auténtico de Carlos Prío Socarrás (1948-1952) quien fuera derrocado mediante un golpe de Estado propinado por Fulgencio Batista, general sin batallas que ya había usurpado años antes la presidencia y que durante otros muchos había sido el poder real tras el aparente.

Prío no había sido un presidente muy honesto y menos aún dispuesto a proporcionar armas a los estudiantes que se las pidieron para luchar contra el golpe. Se fue al exilio y con él llevó parte del dinero que había podido acumular durante su mandato; se instaló en una aristocrática barriada de Miami.

Maristani tuvo que irse a México. Su participación en el gobierno se había caracterizado por una total honestidad y deseos de servir a la ciudadanía, a pesar de sus relaciones con Prío a quien lo unía cierta amistad previa.

Instalada la dictadura en la isla tomó contacto con jóvenes procedentes en su mayoría del ala más radical de la Ortodoxia, partido creado por Chivás como un desprendimiento del Autenticismo, y que ya habían tratado de hacer caer mediante la lucha al gobierno usurpador, eran los antiguos asaltantes del Cuartel Moncada en julio de 1953 liderados por Fidel Castro Ruz.

Sus conocimientos en comunicaciones le permitieron crear una radio clandestina de onda corta que transmitía y recibía mensajes de Cuba. Julieta era quien se ocupaba de poner en claves secretas los mensajes del pujante líder que ya había anunciado regresaría a Cuba para derrocar con las armas a la tiranía.

Los futuros combatientes se entrenaban esforzadamente, burlaban la vigilancia de los agentes de la dictadura enviados a espiarles y hasta dificultades con las autoridades locales tuvieron, las que lograron vencer gracias al respaldo del ex presidente General Lázaro Cárdenas, pero dinero no tenían como para adquirir una nave que les permitiese llegar a Cuba.

Cuenta Julieta que un día Maristani le dijo a Fidel que había una forma de conseguir los recursos financieros, solicitarlos al depuesto Carlos Prío quien desde Miami apoyaba a ciertos grupos auténticos involucrados de alguna manera en la oposición a Batista. Fidel había criticado al personaje públicamente por haberse aprovechado de dineros públicos durante su gobierno y por no haber apoyado a los estudiantes cuando quisieron defender la constitucionalidad, pensaba que no era buena idea comprar el Granma con dineros procedentes del peculio de Prío pero, también según Julieta, Maristani le dijo que si este hubiese sido tan honrado como ellos dos no tendría un centavo y que ese dinero ahora podría ser útil para lograr la libertad de Cuba.

El matrimonio viajó por carretera y burlando controles de inmigración hasta llegar a Miami, visitaron a Prío y le pidieron 50 000 dólares, y para su sorpresa estuvo de acuerdo sólo con la condición de entrevistarse personalmente con Fidel Castro, lo cual ocurrió en Texas, también clandestinamente pocos días después, para lo cual tuvo que cruzar el Río Bravo en condiciones precarias a su ida y al regreso.

Julieta y su esposo regresaron a Miami, y se presentaron nuevamente en la casa del ex mandatario; al llegar pudieron percatarse de que la vivienda estaba siendo vigilada por hombres vestidos de civil, Maristani entró solo y le pidió a ella quedarse en el jardín. Transcurrió un largo rato, durante el cual tratando de despistar al agente apostado cortó una rosa y se entretuvo jugando con ella, finalmente apareció su esposo quien dejó caer en su bolso un grueso paquete antes de salir a la calle, mientas le decía que al salir lo hiciera sola y que a las 4 PM se verían en Flagler St.

Ya en la acera tomaron rumbos diferentes y Julieta tratando de evitar siguieran a Maristani se dirigió al agente en perfecto inglés y sin acento extranjero: “Por favor Señor, pudiera facilitarme un alfiler para colocar esta rosa en mi pecho”. El divertimiento resultó, el agente no tuvo posibilidad de seguir a su objetivo y ella entonces tuvo también la oportunidad de marcharse tranquilamente.

No se vieron más hasta la hora pactada en el lugar convenido. Al encuentro de ellos apareció entonces Juan Manuel Márquez y muy rápidamente el preciado paquete pasó a sus manos para que este de inmediato tomara un rumbo diferente, pocos minutos después fueron detenidos por las autoridades norteamericanas quienes les acusaban de conspirar contra “un gobierno amigo”. La solidaridad de los emigrados hizo posible que se pagar una fianza y luego regresar a México.

El Granma pudo zarpar, pero únicamente luego de conseguir otros 10 000 dólares para que el movimiento no dejase ni una sola deuda en México, el resto de la historia es bien conocida.

Tras del triunfo de la Revolución el 1 de enero de 1959, Julieta y Maristani viajaron a Cuba. El fue nombrado embajador en Grecia y más tarde transferido a Holanda, acumulando ambos una limpia hoja de servicios en el frente diplomático.

Pasaron varios años y pudieron tomar unas vacaciones en México donde Maristani murió repentinamente. El Gobierno cubano dejó a Julieta decidir si regresaba o no a Cuba, su patria adoptiva, hasta que finalmente se decidió que colaborara vitaliciamente con la Embajada cubana en ese país, tarea cumplida eficientemente hasta nuestros días y que le han dado méritos como para ser distinguida por la UNEAC como lo ha sido.

Ante el amado esposo fallecido Julieta Martínez no optó por el suicidio. Apostó por la vida y el servicio a la causa que ambos defendieran. Visita Cuba con frecuencia, la sirve y la ama, tanto como al hombre con quien compartió y con el cual, sin dudas, aún comparte sueños e ilusiones.

LIBROS Y MÁS LIBROS

Por Raúl Espinosa Gamboa

Las células de la mente

Continuando con el programa “Libros y más libros” en esta ocasión comentaremos “Las células de la mente” del doctor Ricardo Tapia, publicado por el Fondo de Cultura Económica (FCE). Seguir leyendo LIBROS Y MÁS LIBROS

LA SANTÍSIMA TRINIDAD

Por Konaté Hernández

Al término del carnaval, el 18 de febrero, el miércoles de ceniza y hasta el domingo de ramos (29 de marzo) tiene lugar la cuaresma. Seguir leyendo LA SANTÍSIMA TRINIDAD

Necesario regular publicidad de alimentos dirigidos a niños: Krinagemma

Krinagemma RodríguezCANCÚN.— La candidata de Nueva Alianza a diputada federal por el Distrito 03, Krinagemma Rodríguez, dio a conocer que las cifras de obesidad infantil han aumentado significativamente en nuestro país y por el cual es necesaria una regulación de la publicidad de los alimentos que están dirigidos a la niñez. Seguir leyendo Necesario regular publicidad de alimentos dirigidos a niños: Krinagemma

Se profesionaliza el personal de Solidaridad

Capacitacion 2PLAYA DEL CARMEN.— Más de 45 abogados de las diversas áreas del Ayuntamiento de Solidaridad serán capacitados a través del trabajo conjunto entre el gobierno municipal y Tribunal Superior de Justicia de Quintana Roo, mediante la importación del “Taller informático de gestión judicial y curso de oralidad civil, familiar y mercantil” a fin de garantizar a la ciudadanía mayor seguridad y servicio de calidad. Seguir leyendo Se profesionaliza el personal de Solidaridad