REVOLTIJO

Por Eloísa González Martín del Campo

Periodistas celebran su día

Ahora nos tocó el turno a los periodistas. Sí, este 7 de junio el gremio periodístico estuvo de manteles largos al celebrar su día. Cada año celebramos el Día del Periodista el cual se estableció en 1938 por el Primer Congreso Nacional de Periodistas celebrado en Córdoba, en recuerdo del primer medio de prensa con ideas patrióticas. El 7 de junio de 1810 Mariano Moreno fundó la “Gazeta de Buenos Ayres”, primer periódico de la etapa independentista argentina. La Primera Junta indicó por decreto su fundación por ser necesario anunciar al público los actos oficiales y las noticias exteriores y locales. Sus primeros redactores fueron Mariano Moreno, Manuel Belgrano y Juan José Castelli. En nuestro país la celebración se remonta a los tiempos de Benito Juárez quien legisló para que los mexicanos se expresaran libremente posteriormente este derecho se vio reprimido durante la época del porfiriato y aunque se restringía este derecho muchos periodistas lucharon por manifestar sus opiniones como ocurrió con la tulancinguense María Luisa Ross Landa quien fue la primera reportera mexicana que se hizo periodista justo en el periodo revolucionario. Recordemos que la lucha por la libertad de expresión nos corresponde a todos al ser una lucha por expresar nuestro propio indivualismo por lo que respetar la libertad de los demás a decir cualquier cosa es respetar nuestra propia libertad de palabra. La libre manifestación de las ideas está consagrada en nuestra Carta Magna en los artículos sexto y séptimo por el gobierno del Presidente Miguel Alemán Valdés al establecer el 7 de junio de 1951 como el Día de la Libertad de Expresión en México. En 1976 el presidente Echeverría añade a la celebración la entrega del Premio Nacional de Periodismo a los más destacados integrantes de la prensa escrita y electrónica por sus trabajos desarrollados durante el año anterior en los distintos géneros periodísticos. Bueno hasta ahí los antecedentes históricos de la celebración ya que la realidad que experimentamos a diario miles de periodistas mexicanos es muy distinta e incluso para la mayoría adversa. Desafortunadamente el ejercicio del periodismo en nuestro país se ha convertido en la profesión más riesgosa para hombres y mujeres que trabajan en medios impresos y electrónicos nacionales, estatales y locales y a diario sabemos de colegas que sufren todo tipo de violencia al grado incluso de perder la vida.¿Qué pasa con el periodismo en México?,¿Por qué los periodistas tienen que salir de sus redacciones con el Jesús en la boca rogando regresar con bien a sus medios al final del día?, ¿Por qué los periodistas tienen miedo de realizar ciertas coberturas informativas? Definitivamente este panorma adverso tiene que cambiar y los periodistas tienen que sentirse seguros y firmes en la cobertura de la información sin importar la fuente y por supuesto los medios para los que trabajan deben garantizarles seguridad total en el cumplimiento de su deber ya que pareciera que el periodista y su medio son idependientes el uno del otro y esto no es así ya que recordemos que el periodista trabaja para un medio convirtiéndolos en un binomio inseparable (periodista y medio). Cuantas veces he visto a directivos y dueños de medios de comunicación que dejan a su buena suerte a sus periodistas sin importarles su seguridad e integridad y ahí tenemos a directores editoriales y jefes de información dando ordenes absurdas y hasta riesgosas a sus reporteros (as) “cubre el huracán hasta la alerta roja”, “ve al hospital y entrevista a enfermos de influenza”, “haces guardia en la cárcel hasta que veas algo raro y si te tienes que quedar el día completo no importa” y así hasta la ocurrencia más extravagante y a veces incongruente lo que demuestra que un buen número de directivos de medios de comunicación no tienen ni jota de idea de lo que es el periodismo y mucho menos de la labor de un periodista aunque como siempre hay contadas excepciones. Para empezar el periodismo es una carrera de nivel universitario que forma profesionales de la información llamados periodistas que se ocupan de recabar noticias, obtener datos de la realidad, verificar su veracidad, ordenarlas, clasificarlas, para luego difundirlas para lo que utilizan los medios masivos de comunicación como periódicos, revistas, radio, televisión o Internet. La Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 reconoce el derecho a la libertad de opinión y expresión por lo que quien informa (periodistas) no puede sufrir censura previa y tiene derecho a investigar, a acceder libremente a las fuentes de información y a mantener el secreto profesional que incluye la reserva de las fuentes. Si el periodismo es una carrera de nivel universitario y un buen porcentaje de directivos, jefes y coordinadores son improvisados en nuestro país y por supuesto en Quintana Roo y no cuentan con los correspondientes estudios pues se entiende lo absurdo de sus peticiones informativas teniendo de esta forma los auténticos periodistas, los que si estudiaron la carrera doble chamba: conseguir las notas diarias y de pilón lidiar con charlatanes del periodismo, sin embargo, confio en que esto algún día cambie y los medios nacionales, estatales, municipales y locales estén en manos de verdaderos periodistas. Recordemos apreciables lectores que el periodismo es una profesión como cualquier otra y que no vamos a descubrir el hilo negro y mucho menos convertirnos en detectives privados. En ocasión del Día del Periodista el mejor ejemplo son las votaciones en donde los colegas inician con la cobertura en las primeras horas del día incluso antes de la apertura de casillas hasta la medianoche o después laborando literalmente todo el día en espera de que no ocurra ningún incidente ya que de lo contrario se trata de una jornada por demás extenuante. A mis colegas les mando una felicitación con motivo del Día del Periodista y Libertad de Expresión deseando que puedan festejar el día y que la jornada laboral concluya satisfactoriamente.

A reforzar la prevención

Apreciables lectores recordemos que estamos en plena temporada de huracanes y aunque ya se han formado varios de mayor intensidad en el Pacífico (Andrés y Blanca) en el Atlántico no estamos exentos de ello por lo que es momento de demostrar nuestra cultura y capacitación en materia de protección civil y estar perfectamente bien preparados para esta temporada. Aunque insista en el tema no hay pretexto que valga y mantengámonos informados a través de los medios de comunicación locales y de Protección Civil del Estado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s