ENTRE LA VIRTUD Y EL VICIO

Por Tomás de Hijar Ornelas, Presbítero

El prelado quintanarroense monseñor Pedro Pablo Elizondo Cárdenas, podría ser destituido del cargo y llamado a juicio por el Tribunal eclesiástico creado por el Papa Francisco.

Esto se debe a que el obispo ha permitido, encubierto y solapado casos de pederastia por parte de su presbiterado, tal es el caso de los presbíteros Luis Alberto Chavarría, así como del canciller de la prelatura Luis Octavio Jacobo Cortés. Cito a continuación texto íntegro del presbítero Tomás de Hijar Ornelas:

El anuncio de la creación de un Tribunal Apostólico y de una Sección Judicial de la Congragación para la Doctrina de la Fe con atribuciones para ventilar cuestiones tocantes al delito de abuso de poder episcopal y de abuso sexual de clérigos en contra de menores, hecho por la Santa Sede el 10 de junio del presente año, echa por tierra el baluarte que hasta hoy impedía proceder canónicamente a los obispos protectores de pederastas, decisión que contribuye a consolidar el esfuerzo de un pontificado que entre otras cosas ha instado a los obispos a vigilar y corregir con energía al prebisterado.

No se trata de que la Santa Sede tenga competencia, como lo exigen algunos que no entienden la o por lo redondo, para imponer ella, en cuanto tal, castigos corporales o materiales a los obispos por su responsabilidad en actos que son competencia de las leyes del lugar donde reside o han acaecido hechos punibles, sino de separar de su cargo al reo temporal o, en definitiva destituirlo o degradarlo.

En lo que respecto a procesar y juzgar la conducta inmoral de los obispos, la Santa Sede ha tenido desde hace siglos una jurisdicción limitada a los ámbitos que involucran la fe o la disciplina de la Iglesia, pero en los años recientes ha debido tomar decisiones tajantes y dolorosas destituyendo o degradar a mitrados infractores.

Ahora da una vuelta más a la tuerca de la responsabilidad canónica que tienen los obispos respecto a la conducta de su clero, sin más propósito que erradicar la nefasta costumbre que inclinaba a los superiores a encubrir a su presbiterado con tal de evitar el escándalo institucional, así fuera entorpeciendo la acción de la justicia o minimizando hechos que tratándose de la pederastia en todos los casos son graves.

No toca al obispo denunciar a la autoridad pública al infractor, sólo garantizar que nada empañe su función como árbitro entre el clero y los fieles, procurar el remedio y que el respondable repare en cuanto sea posible los daños a su víctima, sin disimular nunca más las tropelías de sus subalternos, porque esto es tanto como facilitar al infractor para que no responda de sus actos.

En el delito canónico de ABUSO DE PODER EPISCOPAL incurren desde ahora los obispos que encubran, toleren o minimicen hechos cometidos por quienes son o fueron sus subalternos. Se ventilará en una sección especial de la Congregación para la Doctrina de la Fe y con su apertura se habrá cumplido uno de los objetivos de la Comisión de Protección de Menores encabezada por el Cardenal Sean O’Marlley, con el firme propósito de no tolerar más la negligencia de los obispos respecto ante el abuso de menores por parte de personas consagradas.

Hace menos de un año el Santo Padre advirtió tajante que no hay lugar en el ministerio sacerdotal de la Iglesia para quienes cometen abusos, comprometiéndose a cumplir:

“No tolerar el daño infligido a un menor por parte de nadie, independientemente de su estado clerical. Todos los obispos deben ejercer su servicio de pastores para salvaguardar la protección de menores y rendirán cuentas de esa responsabilidad”.

Lo novedoso del nuevo procedimiento será también la rapidez con la que se active la instancia, pues cualquier persona puede presentar la denuncia a cualquiera de estas tres congregaciones: la de los Obispos, la de Evangelización de los Pueblos o la de Iglesias Orientales, quienes remitirán el caso cuando haya lugar a hacerlo, al recién creado tribunal. (Fuente: Observador de la Actualidad).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s