Similares problemas por diferentes causas

Por N. Mario Rizzo Martínez

(Corresponsal de UNQR para el Caribe)

LA HABANA.— Un grupo de italianos simpatizantes de Cuba y definitivamente muy próximos a la atomizada izquierda de esa península visitan la isla, más en plan de conocimiento directo que de turismo.

Son jóvenes, profesionales y empleados, esforzados en aprender algo de español antes de su viaje, pero incapaces de comprender lo que los cubanos les dicen por la velocidad con que hablan, el uso de frases y giros muy propios del país, el volumen que emplean y la florida gesticulación; también porque ningún europeo puede comprender que se sientan pobres las personas de un país donde casi todos son propietarios de la vivienda, los servicios médicos son gratuitos incluidos hasta los trasplantes de órganos y algunas cirugías plásticas, nada se paga por la educación desde el kínder hasta los doctorados universitarios, todos los ciudadanos reciben una canasta básica a precios irrisorios, y hasta un entierro no implica gastos; en resumen quizás el único país del mundo donde es posible vivir sin trabajar.

Villa de Trinidad.
Villa de Trinidad.

Los italianos hablan de los muchos profesionales jóvenes que han debido dedicarse a otras tareas y guardar sus títulos, médicos que conducen taxis, ingenieros como vendedores ambulantes, en medio de un desempleo generalizado. Una de ellos, médico internista en Milán, se queja de los bajos salarios que reciben en comparación con el resto de Europa, y todos se asombran de que en Italia no haya florecido un movimiento como PODEMOS de España o la triunfante ola popular griega.

Durante la conversación se habló de cómo en Cuba también algunos profesionales tratan de emigrar del país o se dedican a labores en nada relacionadas con sus especialidades. Se pone como ejemplo el caso de un cirujano que luego de concluida su labor en el Hospital alquila su auto o de un ingeniero que ha puesto en su casa una cafetería donde vende espaguetis y pizzas abandonando completamente la industria donde ejercía.

Pero las causas que motivan similares situaciones son totalmente diferentes. Las medidas de austeridad en Europa han desequilibrado el estado de bienestar conquistado en el viejo continente, ahora dicen que no se puede dar más de lo que se genera y que hay que apretar por donde no se “desestimule a los inversionistas”, o sea, entre los que menos tienen. En Cuba se pretendió llegar a un estado tal de igualdad social que el salario perdió su papel estimulante, por eso sus enemigos dicen que lograron igualar a todos pero en la pobreza.

En Europa tratarán de encontrar soluciones yendo más hacia la izquierda, siempre que no caiga presa de los cantos de sirena de la ultraderecha. En Cuba tratan de hacerlo actualizando el modelo económico, lo que equivale a introducir prácticas de libre mercado sin abandonar el control estatal, permitir el trabajo por cuenta propia individualmente o en grupos, y otras medidas que permitan elevar la productividad y la eficiencia.

Santiago de Cuba.
Santiago de Cuba.

Si bien las causas de similares problemas son diferentes las soluciones parece deben ser también diferentes y ajustadas a la realidad de cada lugar.

Mientras, la ola de turistas que arriban a Cuba sigue aumentando, pronto hasta podrán venir en cruceros norteamericanos que ya han sido autorizados a negociar con la isla. El número de vuelos con ciudades norteamericanas aumenta, así como con otros países ya involucrados en el turismo con Cuba.

Los ingresos que el creciente turismo pueda generar podrán ayudar a normalizar una economía que el propio gobierno reconoce como poco eficiente en cuanto a la producción de alimentos, sustitución de productos que se importan, etc.

Luego de la conversación los jóvenes italianos viajarían a Trinidad, una villa toda historia genialmente conservada, a Santiago de Cuba que se apresta a celebrar su 500 cumpleaños, y a Baracoa, el municipio más oriental de Cuba y un verdadero regalo al más exigente turista. Concluido su recorrido tendrán otra visión de la isla, y seguramente estimularán a otros a venir. Esos intercambios también ayudan a los cambios y ajustes a realizar en uno y otro lugar pues quienes si no los jóvenes son los que impulsan la sociedad.

Un comentario en “Similares problemas por diferentes causas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s