El PT lanza “patadas de ahogado”

CANCÚN.— Ante la inminente pérdida de su registro como instituto político, el Partido del Trabajo lanza patadas de ahogado y trata de defenderse “como gato boca arriba” con el mismo argumento de la desaparición de votos durante una supuesta “caída del sistema”, por lo que exige se realice una auditoría externa al Instituto Nacional Electoral y convoca a una marcha nacional para el 21 de julio.

Hernán Villatoro Barrios se niega a perder el negocio del que ha vivido durante años como dirigente estatal del PT en Quintana Roo, por lo que en conjunto con la dirigencia nacional han trazado líneas de acción para presionar al Tribunal Electoral con el fin de obtener los ansiados tres mil votos que necesita para poder seguir lucrando y viviendo de la política.

Es por ello que ahora aparece en escena Mauricio Morales Beiza, uno de los incondicionales de Villatoro Barrios y quien también se ha beneficiado con cuanta candidatura ha podido acaparar, quien además tiene a su hermano Manuel Morales Beiza como representante del partido en el municipio de Bacalar.

Morales Beiza, ex candidato a diputado federal en el Distrito 02, informó de las acciones que realizarán, como lo es la marcha nacional el próximo 21 de julio, así como el reclamo por votos “desaparecidos” durante una “caída de sistema” la madrugada del 11 de junio con lo que, afirma, la pérdida total de votos fue de 63 mil.

Ante ello demandó al INE conocer el disco duro del sistema con el fin de que se ventile el comportamiento de todo el proceso electoral.

Afirmó que el Partido del Trabajo sigue “vivito y coleando” y así permanecerá hasta que se agoten los plazos legales y se defina su situación, lo cual ocurrirá a más tardar el 3 de agosto, cuando se deberán resolver los juicios de inconformidad y los recursos de reconsideración el día 19 del mismo mes.

Pero mientras Villatoro y su incondicional Morales Beiza continúan con los reclamos a las puertas de la extinción, el Partido del Trabajo vive en su realidad cotidiana el desmoronamiento y desbandada de quienes no creen en la salvación y han comenzado la desbandada hacia mejores horizontes.

Tal es el caso de los ex perredistas Hugo González Reyes, Inés López Chan, Tania Casamadrid y el ex regidor de Othón P. Blanco, Ariel Novelo Morales, quienes arrepentidos de haber creído que en el PT encontrarían el lugar ideal para seguir sobreviviendo en la política y espacios de representación popular, ahora buscan la manera de poder “colarse” en otro partido político.

Y es que la ambición desmedida de Hernán Villatoro de controlar los recursos en complicidad con la familia Morales Beiza originó la caída de este partido político.

Si no eran recomendados del dirigente estatal, eran familiares de Mauricio Morales Beiza quienes destacaban en puestos y candidaturas, y el claro ejemplo es que este último tenía a sus dos hermanos como representantes de los dos municipios más importantes del sur del estado, como lo son Bacalar y Othón P. Blanco.

En el caso de Manuel Morales Beiza fungió hasta el último día en que perdió el registro como representante del PT en el municipio de Bacalar, mientras que Miguel Morales Beiza funge hasta aún en Othón P. Blanco como regidor sustituyendo al extinto Marco Antonio May Molina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s